Las cuentas mantienen las ayudas sociales

REDACCIÓN.

El Ayuntamiento de Càrcer cuenta ya con un nuevo presupuesto, que aplicará durante 2018. Con un importe de 1.537.000 euros, la clave de las cuentas se sitúa en que se mantendrán intactos las ayudas sociales y los servicios a la ciudadanía pese a que el consistorio acometió una importante bajada de impuestos que repercutió en beneficio de los vecinos. «Son las líneas prioritarias de nuestro equipo de gobierno y queremos continuar por ese camino», señaló el alcalde Josep Botella.

Fotos

Vídeos