El convento de Agullent volverá a abrir sus puertas

REDACCIÓN ALZIRA.

El domingo 11 de febrero los vecinos de Agullent tendrán la oportunidad de visitar parte del Convento de San Jacinto. Un edificio muy emblemático para la localidad que permanecía cerrado desde que dejaron de vivir las monjas de la orden de las Justinianas.

Esta sesión de puertas abiertas se hará coincidiendo con el acto de traslado del Cristo de la Salud, desde la iglesia parroquial de San Bartolomé hasta el Convento, que es su lugar originario. Hace cuatro años el Cristo de la Salud, protagonista en las fiestas de septiembre, fue trasladado hasta la parroquia en tanto que el uso del convento por parte de las monjas empezó a ser irregular. Ahora, el Convento de San Jacinto ha pasado a manos del Arzobispado, que garantiza el uso habitual de la iglesia.

Según José Manuel Vidal Colomer, responsable de la parroquia, el domingo 11, después de la misa de doce, los festeros y festeras de Cristo, acompañados por la banda de música, trasladarán la imagen del Cristo de la Salud hasta la iglesia del convento. Al finalizar este acto, se podrá visitar la planta baja del Convento, el claustro y la zona donde hacían vida las monjas así como la iglesia.

Fotos

Vídeos