La Conselleria de Sanidad afirma que abrirá todos los consultorios de Cullera en verano

Reunión entre el alcalde y la consellera. / lp
Reunión entre el alcalde y la consellera. / lp

El Ayuntamiento de la localidad costera afirma que con la reversión se acabarán los recortes impuestos por Ribera Salud

MANUEL GARCÍA CULLERA.

La Conselleria de Sanidad abrirá todos los consultorios de la playa de Cullera el próximo verano con lo que, según señalaron desde el Ayuntamiento, se pondrá «fin a los recortes decretados por la concesionaria privada Ribera Salud a lo largo de los dos últimos años y a los que siempre se habían opuesto tanto el ayuntamiento como la Generalitat».

Así lo confirmó la consellera, Carmen Montón, al alcalde de la localidad, Jordi Mayor, durante la reunión que ambos mantuvieron al mediodía en la Conselleria para evaluar los efectos de la reversión a la gestión pública del Área de Salud de la Ribera a partir del próximo 1 de abril.

Montón explicó que el consultorio del Racó volverá a entrar en funcionamiento tras dos años seguidos con la persiana bajada y lo mismo ocurrirá con los de Sant Antoni y el Faro, que habían visto disminuida su atención a los pacientes.

El gobierno valenciano, continuaron las mismas fuentes, «da respuesta así a la máxima reivindicación en materia sanitaria del ayuntamiento; peticiones lideradas por el alcalde Mayor y el concejal de Sanidad, Pere Manuel, quienes el verano pasado apoyaron las protestas vecinales para acabar con estos recortes».

Entonces, centenares de vecinos se echaron a la calle para pedir que no se recortaran los horarios de atención en estas zonas de gran afluencia turística y de segundos residentes, lo que les obligaba a desplazarse hasta el centro de salud del centro de la ciudad, saturando además este ambulatorio.

En otro orden de cosas, la intención de la Conselleria tras la reversión es llevar a cabo una revisión de todas las instalaciones sanitarias de Cullera -incluido el centro de salud de la Diagonal- para implementar las mejoras que sean necesarias y optimizar así la atención a los pacientes.

Además, el alcalde ha arrancado el compromiso de Montón para que mejore el transporte al hospital desde Cullera, no sólo el público sino también el traslado de enfermos y, especialmente, de los pacientes de diálisis.

Otra de las consecuencias de la reversión a la gestión pública de la gestión sanitaria, añadieron desde el Consistorio, será la ampliación del servicio de rayos x que también funcionarán por la mañana, según trasladó la consellera al propio Jordi Mayor. Hasta ahora solamente lo hacían de tardes con lo que se pretende agilizar actualmente las listas de espera.

Mayor recordó que «desde el equipo de gobierno y la Generalitat nos comprometimos con los vecinos del Faro, el Racó y Sant Antoni a que se les mejoraría la atención sanitaria y ahora vamos a hacerlo efectivo porque hay un gobierno autonómico de izquierdas que tiene claro que con la sanidad no se puede hacer negocio».

En la reunión también estuvieron la directora general de Alta Inspección Sanitaria, Isabel González; el subsecretario autonómico de la Conselleria, Ricardo Campos y el secretario autonómico de Salud Pública, Narcís Vázquez.

Más

Fotos

Vídeos