El Consell propone ampliar la potabilizadora con la puesta en marcha de los pozos de Tous

Asistieron a la reunión representantes de diferentes localidades afectadas. / lp
Asistieron a la reunión representantes de diferentes localidades afectadas. / lp

Almussafes acoge una reunión de los pueblos afectados y, si se da el visto bueno al proyecto, las obras comenzarían el próximo año

A. TALAVERA ALMUSSAFES.

La calidad del agua de los municipios de la Ribera es un problema que lleva muchos años preocupando a los ayuntamientos y que en los últimos años ha comenzado a solucionarse con la potabilizadora que abastece ya a parte de los municipios de la comarca.

Sin embargo, otras poblaciones siguen manteniendo altos niveles de nitratos en su agua ya que todavía no han podido acceder a este agua. Para solucionar la alta demanda de esta estación depuradora y poder abastecer a todos los municipios interesados, la Conselleria de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural propone la ejecución de una nueva infraestructura de abastecimiento a todos los núcleos objeto del estudio, lo que conlleva la puesta en marcha de los depósitos de Tous y la adecuación de las instalaciones situadas en la Estación de Tratamiento de Agua Potable de la Ribera.

Esta infraestructura, cuyas obras se iniciarían en 2019 y estarían finalizadas en 2021, incluiría la utilización de energías respetuosas con el medio ambiente, como la fotovoltaica. Este estudio lo expuso en director general del Agua, Manuel Aldaguer, en la reunión mantenida en Almussafes con representantes de localidades afectadas que en total son 12 Almussafes, Carlet, Benimodo, L'Alcúdia, Guadassuar, Alfarp, Catadau, Llombai, Alginet, Benifaió, Picassent y Sollana y algunas urbanizaciones y polígonos industriales, entre los que se encuentran la Factoría Ford España y el Polígono Industrial Juan Carlos I.

Para abastecer de agua a más pueblos de la Ribera se pondrían en marcha los depósitos de Tous

Las poblaciones involucradas volverán a reunirse en Almussafes el próximo martes 6 de marzo para dar su visto bueno a este estudio previo y confirmar su adhesión al acuerdo, tras lo que será necesario formalizar su participación mediante la aprobación de la iniciativa en sus respectivos plenos municipales. Será entonces cuando la Generalitat comience el proceso de redacción del proyecto, para lo que esperan contar también con subvenciones procedentes de la Unión Europea.

«Estamos satisfechos al verificar que se está encauzando definitivamente este problema. Para nosotros se trata de proyecto medioambiental prioritario y confirmamos que nos vamos a unir al mismo. El director general del Agua se ha mostrado muy implicado y comprometido con el asunto y, en definitiva vamos a remar en la misma dirección para garantizar que nuestro vecindario tenga acceso a un suministro de calidad», resalta el alcalde de Almussafes, Toni González.

Con este plan, que garantizaría el suministro de agua para la demanda prevista hasta 2042, se cumpliría con la actual normativa (Decreto 58/2006 del Consell) y mejoraría la calidad de los acuíferos de la zona, evitando su sobreexplotación, ya que prevé substituir las aguas subterráneas por las superficiales.

La Estación de Tratamiento de Agua Potable de la Ribera, de donde se pretende extraer el agua, registra ahora unos niveles de nitratos de 7 miligramos por litro, lo que se situaría muy por debajo del límite establecido por ley (50 miligramos por litro). Además de la calidad de las aguas, la opción elegida permitirá disponer de una reserva de almacenamiento de 30.000 metros cúbicos en depósitos, para lo que se utilizarán equipos de bombeo y grupos electrógenos de emergencia.

Almussafes es uno de los municipios que ha dado prioridad a mejorar la calidad de su agua y para ello se instalaba el pasado mes de enero un desincrustador electrónico anticalcáreo para reducir la acumulación de cal. Sin embargo, todavía está pendiente reducir el porcentaje de nitratos en el agua del grifo que en estos momentos se encuentra en 56 miligramos por litro, frente a los 50 recomendados.

«Nuestra preocupación en este ámbito es que la ciudadanía pueda abrir el grifo en sus casas y salga agua de calidad y en cantidad, algo que desde hace años no ocurre. Sin embargo, considero que verdaderamente en este momento estamos en el principio del fin de este problema», asegura el alcalde de Almussafes.

Y es que tras más de un año de contactos puntuales con la Dirección General del Agua de la Generalitat Valenciana, el presidente del ejecutivo local ha logrado impulsar esta reunión conjunta con los representantes de todas las localidades de la zona afectadas por esta cuestión. Los políticos y técnicos municipales presentes debatieron con el representante del Consell, el director general del Agua, Manuel Aldaguer, sobre las posibles alternativas al actual sistema de abastecimiento de agua y Aldeguer expuso el estudio realizado por su departamento para mejorar la calidad y conservación del medio ambiental de los acuíferos de la Plana de Valencia, la Contienda y la Sierra del Ave.

Fotos

Vídeos