Confederación invierte más de 600.000 euros en recuperar el barranco del Barcal

Visita del delegado del Gobierno a la zona. / lp
Visita del delegado del Gobierno a la zona. / lp

La actuación pretende solucionar el problema de inundaciones en campos y viviendas del término municipal ubicados junto al mismo

BELÉN GONZÁLEZ NAVARRÉS.

La Confederación Hidrográfica del Júcar está procediendo a la recuperación y restauración del Dominio Público Hidráulico en el tramo del Barranco del Barcal, en el término municipal del municipio de Navarrés, actuación en la que está prevista una inversión que superará los 600.000 euros, según ha informado el delegado de Gobierno en la Comunitat Valenciana, Juan Carlos Moragues, en la visita que ha realizado a la zona para ver in situ las obras, acompañado de la alcaldesa, Estela Darocas y los responsables de los trabajos.

«El Gobierno está dando respuesta a una reivindicación histórica del municipio y vamos a invertir más de 600.000 euros para que cuando haya lluvias torrenciales las explotaciones agrícolas y las casas situadas cerca del río Barcal no sufran inundaciones», ha explicado Moragues.

La actuación ha sido necesaria debido a la obstrucción que sufre el tramo situado a unos 1.100 metros de su nacimiento en Playa Monte, debido a los aportes sólidos del barranco. Además, cabe recordar que este tramo fue soterrado hace varias décadas mediante sección ovoide. Además de la obturación que ha sufrido, se ha producido el hundimiento de la bóveda en diversos puntos, provocando una situación de peligro debido a los socavones existentes en el terreno.

Según ha podido comprobar el propio delegado del Gobierno, el ovoide ha perdido casi por completo su capacidad de transporte impidiendo que la escorrentía generada por las lluvias y que va a parar al cauce del río Barcal, tenga salida aguas abajo, acumulándose e inundando los terrenos colindantes en episodios de lluvias torrenciales.

«Ante esta situación el Gobierno está cambiando la infraestructura hidráulica haciéndola más moderna y más eficaz, y el paisaje mejorará porque se hará también un camino de servicio que no deja de ser una vía verde», ha señalado el delegado.

Los trabajos, que empezaron en noviembre del 2017 y con un plazo de ejecución de seis meses, consisten en la sustitución de la mencionada bóveda y en la ejecución de un cauce a cielo abierto con capacidad hidráulica suficiente y la ejecución de un camino de servicio para su construcción y posterior mantenimiento. El presupuesto concentro es de 614.036,36 euros.

La actuación se divide en tres tramos claramente diferenciados. El primer tramo se sitúa desde el final del actual canal del Barcal (PK 0+000 a PK 0+139,7), donde se inicia la entubación existente colapsada. Este tramo se concibe como zona de encauzamiento de la marjal hasta un vertedero que limita la zona de marjal, se inicia con una sección de 22,25 metros de ancho hasta un ancho de 14,25 metros, con una longitud que 139, 7 metros. El vertedero de la parte final del tramo tiene como misión mantener una cota constante en la marjal de aguas arriba.

El segundo tramo que parte del vertedero y tiene una longitud total de 530,81 metros (PK 0+139,7 0+139,7 a PK). Se trata de una encauzamiento de sección doble trapecial con taludes 3H:2V y 3H:1V con revestimiento de escollera, con un ancho de 17,4 metros y con una capacidad de 10 m3/s. También se ejecuta un camino de servicio colindante con objeto de facilitar las tareas de mantenimiento.

El tercer tramo parte de una transición a partir del tramo anterior con objeto de ampliar la capacidad del encauzamiento, que pasa a ser de 20 metros cúbicos por segundo por la incorporación de las aguas procedentes del Barranco de Olivares y tiene una longitud de 505,46 metros desde el PK 0+670,51 a PK 1+196. Se trata de una encauzamiento de sección doble trapecial con taludes 3H:2V y 3H:1V con revestimiento de escollera, con un ancho de 18,4 metros. También se ejecuta un camino de servicio colindante con objeto de facilitar las tareas de mantenimiento.

Moragues ha recordado que tras los fuertes temporales de 2016 y 2017 el Gobierno declaró a la Generalitat zona 'gravemente' afectada por una emergencia de protección civil y puso a disposición de la Comunitat toda una serie de ayudas para reparar dichos desperfectos.

Además el Ministerio de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente ha invertido más de 11 millones de euros para reparar el dominio público hidráulico de cauces y barrancos de toda la Comunitat Valenciana, así como infraestructuras hidráulicas.

Concretamente en las comarcas de la Canal, La Costera, La Ribera y la Vall, se han invertido 2,9 millones. En febrero del pasado año la CHJ autorizaba la ejecución de obras para «restauración, limpieza, retirada de tapones y reparación de daños de dominio público hidráulico, zonas asociadas y márgenes causados por las avenidas de dichas agua extraordinarias».

Concretamente para los ríos Júcar, Albaida y Clariano se licitaban trabajos por valor de 1,8 millones de euros y otro lote de actuaciones para los ríos Magro, Sellent y Canyoles por valor de 729.000 euros.

Fotos

Vídeos