El colegio de abogados de Sueca se concentra para exigir una mejora en la retribución

Manifestación del solegio de abogados en Sueca.
Manifestación del solegio de abogados en Sueca. / lp

Conmemorando la primera ley sobre la Justicia gratuita, el colectivo ha querido hacer un llamamiento a la mejora de este servicio

LAURA BOSCÁ SUECA.

Los profesionales del Colegio de Abogados de Sueca se han manifestado ante la sede judicial de la capital de la Ribera Baixa para reclamar una mayor retribución en la prestación de sus servicios, así como un Pacto de Estado por la Justicia en la que el Turno de Oficio y la Justicia Gratuita sean tratados de forma rigurosa y realista».

Jesús Muñoz, decano de los letrados colegiados en Sueca, fue el responsable de leer un comunicado en el que ha significado que «no es comprensible que los reconocimientos que en sede parlamentaria se hacen de estos servicios no sean seguidos de actuaciones efectivas».

«Solicitamos que se aclare el marco normativo para evitar la inseguridad jurídica y las desigualdades existentes, así como una mayor exigencia económica del Estado en esta materia, con niveles de inversión suficientes que garanticen la calidad del servicio y prestaciones dignas a los profesionales que lo atienden», ha añadido.

Además, Muñoz explica que, en temas de retribución, «tan solo pedimos lo mismo que ya existe en otras dependencias como las madrileñas, catalanas o vascas», y que ayuda a mejorar el servicio.

También peticiones como una mejora en el trato que reciben en las dependencias, la agilización del proceso de obtención de expedientes y la facilitación de los mismos, para evitar largos procesos y tener que invertir más tiempo del necesario en cada caso.

Para el colectivo de letrados, «la Justicia Gratuita se ha constituido como un servicio público esencial para la defensa de los derechos de los más desprotegidos, garantizando la efectividad de los principios constitucionales de libertad, igualdad y acceso a la justicia». Para ello, Muñoz, aclara que se invierte «el mismo tiempo y esfuerzo en todos los casos, ya que para nosotros todos son iguales y merecen el mismo esfuerzo y dedicación».

Esta concentración de Sueca coincidente con el 12 de julio, Día de la Justicia Gratuita y Turno de Oficio, se enmarca dentro de una movilización general de los colegios de abogados y el Consejo General de la Abogacía Española.

«Denunciamos las situaciones de inseguridad, marginación y exclusión de sectores de población necesitados de defensa y protección», han manifestado, al tiempo que han reiterado «su oposición a cualquier iniciativa de privatización de la Justicia Gratuita, siendo incompatible la naturaleza de este servicio público con la mercantilización de su prestación».

Sobre esta mercantilización, Muñoz explica que, de privatizar el sistema de Justicia Gratuita, se podría llegar a la creación de la licitación de una gestora que se haría cargo de todos los casos y que tan solo «intentaría maximizar los servicios para poder monetizar cuantos más casos mejor».

También vaticina como, de «cargarse» el gobierno este servicio público, mucha gente podría quedar desprotegida, y con abogados «poco formados y que cobraran poco», como directamente con la falta de servicios por la incompatibilidad del sistema.

Por suerte, todo esto tan solo son suposiciones, como aclara Muñoz, el cual aún ve esperanzas en la mejora de este servicio gratuito para que siga llegando a los sectores que más lo necesitan y cumpla su función social.

Pero, estos no son solo los problemas que acarrean estos juzgados, desde hace años la acumulación de expedientes se está convirtiendo en un serio problema según denuncia el sindicato Central Sindical Independiente y de Funcionarios (Csif), ya que la «falta de espacio» en el Archivo Territorial ha provocado que no se trasladen los expedientes desde hace tiempo y se amontonen en las dependencias judiciales.

La central sindical destacó en especial la situación del juzgado número 5, «donde se llegó a producir un derrumbe de la torre de cajas de expedientes» que se acumulan en los espacios libres que todavía quedaban en las instalaciones judiciales.

De la misma forma que el Colegio de Abogados de Sueca, este sindicato también informó al Comité de Seguridad y Salud de Conselleria de Justicia de este problema reclamando «mayor agilidad» en el traslado de expedientes. Además, afirmó que, ante la «precariedad existente», algunos trabajadores tuvieron que comprar suministros con sus propios recursos.

Esta situación no es nueva en los juzgados de la Ribera. Desde el juzgado de Alzira ya se denunció que la falta de espacio provocaba inconvenientes en el trabajo diario de los funcionarios.

En esta sede judicial, los expedientes se guardaban incluso en los baños ya que las estanterías y todos los espacios libres de estas instalaciones ya estaban llenas de cajas con documentos.

La acumulación de expedientes es una consecuencia de la saturación que sufren los juzgados desde hace años y que provoca el colapso y la ralentización de la justicia.

Fotos

Vídeos