Carlos Sánchez demandará a Xàtiva por impedir su espectáculo taurino

El empresario (a la derecha) en la presentación del cartel. / lp
El empresario (a la derecha) en la presentación del cartel. / lp

El empresario ha recibido finalmente contestación del Consistorio denegándole el permiso con el mismo argumento que en 2016

BELÉN GONZÁLEZ XÀTIVA.

El empresario taurino Carlos Sánchez no celebrará finalmente los festejos taurinos que presentaba el pasado día 12 de julio para la Fira d'Agost de Xàtiva, la próxima semana, tras haber recibido la denegación del permiso municipal por escrito, el único requisito que le faltaba para poder celebrarlos.

Es por ello que ha anunciado a través de su abogado y secretario de la Agrupación de Profesionales Taurinos que denunciarán a los responsables municipales ante las vías penal y contencioso administrativo.

Según ha explicado a LAS PROVINCIAS el abogado, Sergio González, la contestación dada por la administración local es en los mismos términos y ateniéndose a los mismos criterios que ya lo hicieran en 2016. Esto es, que el Ayuntamiento no cuenta con un pliego que rija la cesión de la explotación de la plaza de toros de Xàtiva, que está calificada como patrimonial.

González asegura que el Ayuntamiento ha incurrido en un hecho constitutivo de delito, según establece la Ley 18/2013 que regula la Tauromaquia como Patrimonio Cultura en su artículo 3 en el que recoge el deber de los poderes públicos de garantizar su conservación y promover su enriquecimiento.

Cabe recordar que el empresario y la Agrupación ya se querellaron con los responsables municipales setabenses el pasado año y la Audiencia Provincial sobreseyó el asunto porque aunque, según ha explicado González, la Audiencia indica que el impedimento de la celebración de espectáculos es un delito, no quedó suficientemente probado que el Ayuntamiento lo impidiera.

Ahora están reuniendo toda la documentación y todas las manifestaciones públicas realizadas por el alcalde y otros responsables municipales de Xàtiva para demostrar que han incurrido en dicho delito contra este Patrimonio Cultural, puesto que consideran que «han buscado tretas legales para impedir que se celebraran los espectáculos taurinos», como el manifestar que respetaban la decisión de los ciudadanos en la consulta popular realizada.

Pero además, también presentarán demanda ante el Contencioso Administrativo al considerar que, con la respuesta escrita recibida, tienen la prueba de que han cometido una irregularidad. Entienden que esa respuesta la deberían haber recibido en el tiempo establecido por la Ley de Procedimiento Administrativo una vez se solicitó el permiso y al no tener esa respuesta en su momento, se entiende que se concede por silencio administrativo y «ahora no lo pueden denegar».

Además, están estudiando asimismo la posibilidad de pedir que se resarzan daños y perjuicios al empresario, puesto que los espectáculos, una vez se consideró que se obtenía la licencia por silencio administrativo, fueron contratados.

Sergio González ha apuntado, además, que si no hubieran recibido en el día de ayer ese escrito, los espectáculos taurinos previstos para los días 16, 17 y 18 de agosto se hubieran celebrado en la plaza de toros de Xàtiva, para lo que ya contaban también con los permisos y autorizaciones de la Generalitat.

Fotos

Vídeos