Cáritas denuncia la «cronificación» de la pobreza

A. TALAVERA ALZIRA.

Cáritas ha dado a conocer sus memorias anuales de la atención que presta en ciudades como Alzira o Cullera. En ambos casos el número de personas beneficiarias de su acción en 2017 ha descendido pero el problema que se ha generado tras los años más duros de la crisis es que la pobreza «se ha cronificado». Y es que año tras año, los voluntarios atienden a las mismas personas «que les hace quedar atrapadas en realidades de exclusión de las que cada vez es más complicado salir».

Así lo reflejan los datos. En el caso de Alzira, Cáritas atendió en 2017 a 781 personas y el 65% de éstas ya eran conocidas de años anteriores. Situación similar a la de Cullera donde la asociación ha prestado ayuda a 469, el 67% personas que ya han acudido en los últimos años a las sedes de Cáritas.

En cuanto al perfil de los beneficiarios cambia en ambas ciudades de la Ribera. En Alzira, la mayoría son mujeres solas con hijos, personas solas y personas migrantes en situación de irregularidad administrativa, y se mantiene la mayor presencia de personas de origen extranjero (55 %) y la mayor parte de ellas son mujeres (82 %).

Mientras que en Cullera, el perfil de las personas beneficiarias son parejas jóvenes y mujeres solas con hijos y personas que habitan en viviendas precarias y se mantiene la mayor presencia de personas de origen español (68 %) y la mayor parte de ellas son mujeres (73 %).

Recursos económicos

En el año 2017, Cáritas contó en Alzira con el trabajo desinteresado de 87 personas voluntarias. Además, invirtió un total de 39.069 euros en sus proyectos de atención social y en cubrir necesidades básicas de alimentación, vivienda, entre otras, de las personas a las que acompaña y 37.338 euros en el economato.

Por su parte, la entidad en Cullera contó con el trabajo voluntario de 48 personas e invirtió un total de 40.292 euros en sus proyectos de atención social y 21. 235 euros en el economato. Cabe resaltar que en ambos casos, la mayoría de recursos (85% y 75% respectivamente) provienen de fondos propios como donativos o las cuotas de los socios.

Fotos

Vídeos