Carcaixent somete a pleno un presupuesto de 21,5 millones y 4,3 en el capítulo de inversiones

El equipo de gobierno local califica la cuenta que presenta este miércoles de «realista» y subraya el control de gasto público

REDACCIÓN CARCAIXENT.

El equipo de gobierno de Carcaixent presenta en el pleno de hoy miércoles el presupuesto municipal para 2018 para su aprobación por parte del resto de grupos de la corporación. El presupuesto asciende a 21.571,406 euros y para el gobierno local se trata «de una propuesta caracterizada por el control y el rigor del gasto público, la mejora de la eficacia en la gestión municipal y el cumplimiento de las obligaciones adquiridas en ejercicios anteriores». Para el alcalde, paco Salom, el presupuesto, además, «es realista y muy trabajado, en consonancia con la política económica llevada a cabo por parte del equipo de gobierno, que tiene como finalidad elevar la calidad de vida del vecindario de Carcaixent, aumentar las dotaciones públicas y ayudar a la reactivación de la actividad económica de la ciudad, creadora de riqueza y puestos de trabajo».

El alcalde manifestaba su deseo de que sea aprobado con el mayor consenso posible por parte de la corporación, puesto que «el apoyo es importante por tal de avanzar en un proyecto común como es un presupuesto municipal que sea capaz de actuar como un verdadero fomentador y dinamizador de la economía local de Carcaixent, objetivo que compartimos todos».

Entre las partidas cabe destacar el capítulo de personal, que asciende a 7,2 millones y representa un 33% del presupuesto; el gasto corriente, que se sitúa en 8,3 millones con un incremento del 46% respecto al presupuesto anterior.

Al respecto, desde el área de Hacienda se explica que esta cifra es necesaria para atender el funcionamiento normal de los servicios públicos y las competencias asumidas por el consistorio, así como para tratar de mejorar la eficiencia en la gestión municipal.

Por otra parte, el pago de intereses de préstamos y otros gastos financieros disminuye un 66% y pasa de 662.136 euros a 211.000 euros en 2018, lo que supone un ahorro de 450.000 euros. Esta reducción permitirá, según el consistorio, destinar más recursos a otras finalidades.

El capítulo de inversiones supone un 20% del presupuesto con 4.304.183 euros, destacando los 3,5 millones para hacer frente a la sentencia de la expropiación de l'Hort del Tact y 300.000 para la compra y posterior rehabilitación del edificio de la calle Santa Ana. Otros 363.646 euros, financiados con recursos propios, para la construcción de nichos, obras en el almacén de Ribera, iluminación led del pabellón municipal o mobiliario en parques y jardines, entre otros.

Posteriormente, según apuntan desde el equipo de gobierno, también se incorporarán los créditos de las inversiones iniciadas en 2017, entre las que destacan 800.000 euros de la Diputación para la construcción del CRIS y centro de día de enfermedades mentales; 240.000 euros para el proyecto del edificio multiusos; 160.000 para el de reforma y ampliación del ayuntamiento; 80.000 para la renovación de la pista del pabellón cubierto; 169.400 euros para la repavimentación de calles y 60.000 euros para la segunda fase del archivo municipal.

Los gastos de amortización de préstamos suben 679.970 euros y suponen una disminución del 47% respecto del presupuesto anterior.

Fotos

Vídeos