Carcaixent firma el contrato para construir y gestionar los dos centros de día

Un instante de la firma del contrato. / lp
Un instante de la firma del contrato. / lp

REDACCIÓN ALZIRA.

El Ayuntamiento de Carcaixent y la Fundación Manantial han firmado el contrato de concesión de servicios y construcción de las instalaciones del futuro Centro de Rehabilitación e Integración Social (CRIS) y Centro de Día para enfermos mentales. La Fundación Manantial es una entidad sin ánimo de lucro que trabaja en la atención integral de las personas con trastornos mentales graves y con experiencia en la gestión de centros como los que estarán ubicados en Carcaixent. El presupuesto de ejecución del anteproyecto se establece en 1.599.261,31 euros y cuenta con una subvención de 800.000 euros de la Diputación que se completará con fondos municipales. El mantenimiento será a cargo de la Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas.

En el acto estuvieron, además del alcalde de Carcaixent, Paco Salom, la concejala de Bienestar Social e Igualdad, Teresa Oliver, el presidente de la Fundación Manantial, Francisco Sardina, y la diputada provincial de Bienestar Social , Mercedes Berenguer. Según se establece en el contrato, las obras deberán estar finalizadas antes de diciembre de 2018 y está previsto que comiencen en las próximas semanas.

Entre los dos centros, que se ubicarán en un solar próximo a la calle Lira Carcaixentina, se dará cobertura a 90 usuarios, 70 para el CRIS y 20 para el Centro de Día. Este último será un centro específico donde se desarrollarán programas intensivos de recuperación funcional y actividades estructuradas de ocupación del tiempo libre. En cuanto al Centro de Rehabilitación e Integración Social, ofrecerá servicios específicos y especializados orientados al mundo laboral, y adecuados a las necesidades y situaciones concretas de los usuarios y de las usuarias.

Para Paco Salom, la firma del contrato «materializa una demanda histórica de Carcaixent y la comarca en relación a un colectivo que, desgraciadamente, sigue sufriendo el estigma y la exclusión social». Así, Salom remarcó que tanto los enfermos mentales como sus familias necesitan un apoyo firme y decidido por parte de la Administración.

Fotos

Vídeos