La brigada forestal de Alzira comenzará eliminando biomasa y creando un cortafuegos

El Ayuntamiento aprobará la próxima semana el Plan de Prevención de Incendios de los parajes de la Murta y la Casella

A. TALAVERA ALZIRA.

En el próximo pleno del Ayuntamiento de Alzira se aprobará el Plan de Prevención de incendios forestales del Paraje de la Murta y la Casella. Un documento que se crea por primera vez para intentar proteger del fuego estas zonas ambientales de gran valor para la ciudad.

Este plan, que tras su aprobación pasará por la fase de alegaciones, contempla diferentes acciones para minimizar el peligro en estos parajes. Algunos de ellos ya están previstos que se lleven a cabo por la brigada forestal que se está creando por parte del Ayuntamiento.

Los primeros serán la eliminación de biomasa en los dos parajes y la creación de un cortafuegos en la Casella que sirva también para que puedan acceder los servicios de extinción en caso de fuego.

«Con el presupuesto municipal realizaremos la parte que se pueda e iremos a Conselleria a solicitar ayuda para llevar a cabo todo lo necesario», ha explicado el concejal de Medio Ambiente de Alzira Pep Carreres.

La brigada forestal comenzará a trabajar en aproximadamente un mes y contará con una plantilla de seis a diez personas. Trabajadores que intentarán mejorar la situación de estos parajes y protegerlos del fuego que es la principal amenaza en estos momentos.

«No teníamos plan de prevención y es necesario porque el peligro es elevado y el fuego puede llegar desde muchos puntos. Hasta ahora existía un plan de extinción pero esto es otra concepción ya que con el cambio climáticos es necesario prevenir», ha añadido Carreres.

Una amenaza real que ya se constató con el gran incendio que arrasó el término de Carcaixent y que se quedó muy cerca del paraje alcireño.

Este plan comenzó a redactarse el año pasado y ha contado con diferentes profesionales expertos en la materia para aportar todas las cuestiones técnicas necesarias.

Muy críticos han sido con este plan los representantes de la asociación Amics de la Murta que pedían que se realizase un plan específico para la Murta y que han lamentado que no se haya llegado a tiempo para el presupuesto del Consell de 2018.

Sin embargo, una vez la aprobación definitiva, el Consistorio espera conseguir recursos suficientes para poder ejecutarlo y tener una herramienta para combatir el fuego.

En cuanto a este peligro, Alzira ha suspendido hasta el día 9 de abril, cuando finalicen las fiestas de Semana Santa y Pascua, las quemas agrícolas. Además, se han preparado los diferentes parajes de la ciudad para que se pueda acudir a disfrutar de estas jornadas festivas.

Moción sobre regadío

Por otra parte, en el pleno del mes de marzo, se presentará una moción conjunta para solicitar al Gobierno central que realice las obras de modernización del regadío pendientes en el sector 16 que corresponde a una parte del término de la ciudad de Alzira.

Unas obras para introducir el riego por goteo que fueron anunciadas hace años y que son necesarias para que los agricultores puedan continuar regando con el agua de la Acequia Real del Júcar

Fotos

Vídeos