El PP asegura que las listas de espera en el departamento se duplicarán tras la reversión

Representantes populares, ayer, en la Casa de la Cultura de Alzira. / lp
Representantes populares, ayer, en la Casa de la Cultura de Alzira. / lp

José Juan Zaplana lamenta en Alzira que, a falta de un mes, el personal no sabe cómo trabajará y si se mantendrán los servicios

BELÉN GONZÁLEZ ALZIRA.

El portavoz de Sanidad del Partido Popular de la Comunitat Valenciana, José Juan Zaplana, ha asegurado que la reversión de la gestión del Departamento sanitario de La Ribera a lo que ha llamado 'modelo Montón' «hace muchas aguas».

Zaplana, que ha participado en Alzira en un acto organizado por los populares valencianos y al que también ha asistido la exalcaldesa de la ciudad y vicepresidenta regional, Elena Bastidas, con alcaldes y portavoces de los municipios de conforman esta comarca, manifestaba que «han tenido tres años para hacer la transición y, a falta de un mes, los trabajadores no saben en qué condiciones van a trabajar y, por tanto, la cartera de servicios actual no se va a poder mantener».

El portavoz de Sanidad de los populares valencianos insistía en que es la propia consellera la que genera las dudas entre los ciudadanos, «porque aún no hay un gerente, un responsable de Recursos Humanos o un director económico que podrían estar ya designados y comenzando a trabajar». En este sentido, también apuntaba que tampoco se han adjudicado servicios como el de lavandería o de limpieza del hospital, algo que, a su entender, debería estar resuelto antes del 1 de abril porque «va a haber un problema grave en la gestión del departamento y los ciudadanos van a tener un déficit en la atención.

Zaplana apuntaba un dato, el hecho de que las agendas de pruebas quirúrgicas y diagnósticas están cerradas en horario fuera de la atención sanitaria pública, cuando desde la propia Conselleria se ponía de ejemplo al Departamento de la Ribera por realizarlas también en horario de tarde y también los fines de semana. «El modelo Alzira realiza 250 intervenciones más por quirófano y año que cualquier otro hospital con mejor ratio de la Comunitat y con los índices de Montón, harían falta al menos siete quirófanos más para mantener ese nivel de intervenciones», asegura.

Y va más allá, considera que ese cierre de agendas se está haciendo intencionadamente. «El año que viene hay elecciones y la consellera sabe que cuando quiera comparar el primer trimestre de 2018 con el de 2019 no será tan caótico como si lo comparara con el de 2017. Eso es ingeniería en las listas de espera», ha manifestado.

Los populares han dado algunos datos. La lista de espera de especialidades como Traumatología o Cirugía Plástica pasará de 60 días frente a los 131 de media de los hospitales públicos e incluso otras como Dermatología se cuadriplicará, pasando de los 11 a los 39 de los hospitales gestionados públicamente. Además, ha apuntado que los ciudadanos de los municipios de La Ribera tendrán que trasladarse a Valencia porque habrá servicios que desde el mismo día 1 de abril van a dejar de prestarse.

Es por ello que Zaplana ha anunciado que van a exigir a la consellera, a través de todos los ayuntamientos de la comarca, la creación de una Comisión de Trabajo en el que estén integrados los municipios y responsables del Departamento sanitario para que cada tres meses se hagan públicos los resultados de las listas de espera tanto quirúrgicas como diagnósticas para que los ciudadanos sepa cuál es la situación. «Así verán que lo que está haciendo Montón con ellos es jugar», ha dicho.

Por su parte, la empresa gestora del Departamento, Ribera Salud, en respuesta a las declaraciones realizadas el pasado jueves por la consellera Carmen Montón en Alzira, recuerda que su gestión ha ahorrado entre un 20 y un 25% al erario público valenciano, el equivalente a 50 millones de euros anuales, cifra que está avalada por la auditoría realizada por el Sindic de Comptes.

También se niega desde Ribera Salud que la Atención Primaria de la comarca esté «abandonada», asegurando que la empresa ha invertido más de 15 millones de euros en mejorar y actualizar las infraestructuras y equipamientos y recuerda el Plan Estratégico presentado para los próximos diez años que incluye «un análisis real y riguroso» de las actuaciones que el Departamento debe acometer para responder a las demandas futuros y que contempla una inversión de 72 millones.

Más

Fotos

Vídeos