El TSJ anula la compra de los terrenos donde se pretendía ubicar el Hospital de Ontinyent

Rebeca Torró muestra la sentecia que da la razón al consistorio. / lp
Rebeca Torró muestra la sentecia que da la razón al consistorio. / lp

El gobierno local se felicita por la sentencia que, asegura, le ha dado la razón cuando advirtieron de la «gran mentira del PP»

BELÉN GONZÁLEZ ONTINYENT.

El Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana ha fallado a favor del Ayuntamiento de Ontinyent en el proceso que mantiene contra la empresa REGEBE Asociados S.L. sobre la propiedad de los terrenos ubicados a cien metros de la depuradora de aguas residuales, donde el entonces gobierno municipal del Partido Popular pretendía ubicar el nuevo hospital comarcal.

La primera teniente de alcalde del consistorio ontinyentí, Rebeca Torró, manifestaba que la sentencia, en la que se declara nula la adquisición de dichos terrenos, «muestra que el tiempo y la justicia han terminado por dar la razón a quienes advertimos que las gestiones del PP sobre el hospital giraban alrededor de una gran mentira, y que estos terrenos no se escogieron correctamente. Las prisas les llevaron a hacer mal todo el procedimiento y, por eso, ahora los tribunales declaran nulo todo lo que hicieron, porque no lo hicieron en interés general».

Según se expone en la sentencia, no era el gobierno local quien debía escoger esos terrenos, sino la Conselleria de Sanidad, que nunca los aceptó. En concreto, las causas de nulidad del planeamiento y del convenio urbanístico, por la falta de exposición pública y de competencia, determinan la nulidad del decreto de aceptación de la parcela de la mercantil REGEBE.

Según la sentencia, la aceptación de los terrenos «los que van a ser destinados a la ejecución de obras del Centro Hospitalario de Ontinyent», es preceptiva para que se produzca la transmisión del dominio de la mercantil al Ayuntamiento, y por tanto, también de la constitución de la reserva de aprovechamiento en el Sector Llombo-3 a quienes no se les dio audiencia.

La primera teniente de alcalde explicaba que «si se esperaban a realizar todos los trámites reglamentarios, habrían tardado demasiado, en decir que tenían los terrenos a punto, y encima sabían que la Conselleria nunca habría elegido esos terrenos» y hacía alusión en este punto en el informe que emitieron los propios técnicos de la Conselleria donde advertían de los elevados costes que supondría ejecutar medidas para reducir los olores y ruidos de la planta depuradora. A lo que habría que añadir las necesarias mejoras de consolidación del talud donde se pretendía ubicar el recinto por las condiciones geotécnicas del suelo y por su proximidad al río Clariano. «En total, eran cerca de diez millones de euros los que debían gastarse previamente en esos terrenos para hacerlos medianamente aceptables», recordaba la concejala.

La también directora general de Vivienda, Rehabilitación y Regeneración Urbana lamentaba que «desde el minuto 1 nos engañaron. Mentiras, procedimientos mal hechos, mala ubicación, mala gestión... No iban a hacer el hospital, pero para darle un poco de credibilidad al tema necesitaban una ubicación, pero las prisas les jugaron una mala pasada y lo hicieron todo mal».

Torró ha criticado también a los anteriores gestores, asegurando incluso que «y a ellos, al parecer, les daba igual, porque tenían que decir que tenían unos terrenos y luego ya se vería que iba a pasar con los mismos, o si esta mala gestión debía pasar factura al Ayuntamiento», apuntando que «ese era su modus operandi y ese sigue siendo, como demuestra toda la serie de mentiras que vertió la presidenta del PPCV Isabel Bonig en su visita a Ontinyent el pasado mes enero, reclamando inversiones en los polígonos industriales, que ya estamos haciendo, o pidiendo la acceso a la ciudad por la avenida de Torrefiel que ahora ya se está ejecutando y de lo que ellos sólo aportaron dibujos irrealizables», manifestaba.

Rebeca Torró, que en su comparecencia para dar a conocer esta sentencia ha estado acompañada del concejal coordinador de Territorio, Jaime Peris, señalaba finalmente que «para construir el Hospital, como para todas las gestiones, desde el gobierno de Ontinyent respetaremos siempre la legalidad y seguiremos los procedimientos que correspondan, aunque esto suponga tardar más o tardar menos, porque es nuestra obligación y nuestra tarea poner siempre los intereses de los ontinyentins y ontinyentinas por delante de todas las cosas».

Al respecto del nuevo hospital, el alcalde, Jorge Rodríguez, también recordaba el pasado mes de noviembre que el Ayuntamiento había adaptado en el mes de febrero de 2017 el Plan General de Ordenación Urbana a los nuevos usos de la parcela adquirida para construir el hospital, parcela que la corporación municipal, en el pleno del mes de julio, aprobó ceder a la Generalitat. Además, la Conselleria de Sanitat adjudicaba la redacción de la modificación del proyecto de las obras, tras la impugnación que realizaba el Colegio de Ingenieros. Apuntaba que «son avances en un camino, el que nos llevará al nuevo hospital, en el que iremos cumpliendo etapas y superando dificultades». Para 2019 está prevista una dotación de 10'6 millones y 10'7 para 2020.

Fotos

Vídeos