Alzira podrá agilizar los expedientes de La Vila tras autorizarse el Plan Especial

REDACCIÓN ALZIRA.

Uno de los documentos más anhelados por parte de técnicos y autoridades alcireñas ya es una realidad después de años de trámites y esperas. La Comisión Territorial de Urbanismo de Valencia, en sesión celebrada en la jornada de ayer, aprobó definitivamente el Plan Especial de Protección del Centro Histórico de la ciudad de Alzira.

A nivel urbanístico, según explicaron fuentes municipales, se trata de un evento que culmina los trabajos de más de una década, en las que ha habido muchas dificultades para la larga tramitación para obtener las aprobaciones sucesivas de las diferentes administraciones autonómicas y muy especialmente la del Patricova, por tratarse de un área inundable.

Con la aprobación de este Plan Especial se reconoce el alto valor patrimonial de un conjunto histórico declarado Bien de Interés Cultural, se protegen y se delimitan sus inmuebles de alto interés cultural, se marcan las directrices de intervención y se permite que las autorizaciones e intervenciones de edificación se resuelvan desde Alzira, evitando así los casi dos años que generalmente costaba tramitar un expediente de obras en este ámbito histórico.

Éste es el principal punto que se ha destacado desde el Consistorio a lo largo de los últimos años: el hecho de que se podrán aprobar las solicitudes con una mayor celeridad para conseguir, en el medio plazo, que esta zona histórica pueda contar con más vida en forma de no sólo viviendas sino también comercios de diferente tipo

El acto de aprobación de este importante documento para la capital de la Ribera Alta fue presidido por el director general de Ordenación del Territorio, Urbanismo y Paisaje, José Luis Ferrando, con la presencia de la concejala delegada de Planeamiento Urbanístico, Sara Garés, quien recibido las felicitaciones de la Comisión Territorial «por la calidad y detalle de los trabajos realizados», según concluyeron fuentes municipales.

Fotos

Vídeos