Alzira apuesta por un nuevo modelo de ciudad con la apertura de la calle Pérez Galdós

El autobús urbano recorre Pérez Galdós tras abrir al tráfico después de las obras. / a. talavera
El autobús urbano recorre Pérez Galdós tras abrir al tráfico después de las obras. / a. talavera

El objetivo es dar más espacio a los peatones y el gobierno continuará con actuaciones de mejora en otras calles del centro

A. TALAVERA ALZIRA.

Cuatro días antes de lo previsto han finalizado las obras en la calle Pérez Galdós de Alzira y se ha restablecido el tráfico en esta arteria principal de la ciudad. Unas obras que comenzaron rodeadas de polémica por la oposición de los comerciantes pero que parece que el resultado final ha ido disipando las críticas.

En la mañana de ayer todo el equipo de gobierno de la ciudad asistía a la inauguración de esta calle ya que ha sido uno de sus grandes proyectos y lo han catalogado como «el inicio del cambio del modelo urbanístico de ciudad».

«Es un momento histórico para la ciudad ya que abandonamos la planificación urbanística de los años 60 y nos apuntamos al futuro para convertirnos en una ciudad del siglo XXI. Creo que habrá un antes y un después de esta obra de Pérez Galdós», manifestaba el alcalde, Diego Gómez.

Y es que esta actuación en la que se ha eliminado el aparcamiento de este tramo de la vía y se han ensanchado las aceras y plantado árboles, supone la primera fase del plan de movilidad urbana aprobado por el Ayuntamiento en el que se incluyen más actuaciones para que el centro de la ciudad tenga más espacio para los peatones y se limite el acceso en vehículo.

«Seguimos con el plan de movilidad, desde Medio Ambiente hemos introducido conceptos medioambientales dentro del área de Urbanismo y seguiremos haciéndolo. El objetivo es favorecer la movilidad de las personas y disuadir el uso de coches», explicaba el edil de Medio Ambiente, Pep Carreres.

Los vehículos han comenzado a circular por Pérez Galdós pero con una velocidad máxima de 30 kilómetros por hora ya que es otra de las novedades en esta zona. Con todo esto se pretende favorecer el paso de viandantes y también que aumente el comercio.

Parte de los comerciantes de la zona se mostraron críticos con las obras, que tenían que realizarse también por la necesidad de cambiar la red de agua potable, ya que consideraban que se reducirían las ventas. Ahora se espera que el nuevo espacio sirva para dinamizar la zona comercial. Para ello ya se ha anunciado que a partir de septiembre se realizarán en esta calle actividades culturales y de ocio para potenciar esta área comercial.

Desde el equipo de gobierno alcireño han querido destacar que «han cumplido con lo prometido» al realizar las obras en menos de dos meses.

El siguiente paso que se va a ejecutar durante las próximas semanas es la ampliación de las aceras en la calle Reyes Católicos. Además, está pendiente de finalizar el proyecto para la calzada de Hort dels Frares. Se espera que a principio de agosto se presente a los vecinos y comerciantes de esta calle para que decidan cuándo es el mejor momento para iniciar las obras.«Nuestra idea es que estén acabadas antes de Navidad pero si ellos prefieren que lo dejemos para después también se contemplará», señalaba Gómez.

Durante los próximos días, los responsables municipales hablarán con los comerciantes de Pérez Galdós para conocer su opinión sobre la finalización de la actuación. El alcalde aseguraba que algunos ya esperan la mejora en el siguiente tramo.

Más

Fotos

Vídeos