Los alumnos del CEIP Vicent Gironés volverán al centro el próximo martes

El alcalde, con los responsables de Conselleria, en su visita al centro. / lp
El alcalde, con los responsables de Conselleria, en su visita al centro. / lp

La Conselleria ha llevado a cabo la reparación tanto de los daños de las lluvias como la instalación de la cubierta en los dos últimos meses

REDACCIÓN ONTINYENT.

Buenas noticias para la comunidad educativa de Ontinyent. La Conselleria de Educación ha anunciado al Ayuntamiento que el alumnado del CEIP Vicent Gironés, inundado por las lluvias de finales de enero, podrá volver al centro el martes 10 de abril, después de algo más de un mes en el que se han estado llevando a cabo las reparaciones por los daños ocasionados.

Cabe recordar que la Conselleria decidió, dado los desperfectos ocasionados, que los alumnos de dicho centro se distribuyeran en otros colegios de la ciudad. Concretamente, los 183 alumnos de tercero, cuarto, quinto y sexto de Primaria se trasladaron al CEIP Rafael Juan Vidal; mientras que los 40 escolares de segundo de Primaria se reubicaron a un aula provisional del Martínez Valls, junto al colegio inundado. Para ello se puso a disposición del alumnado, en el primer caso, un servicio de bus gratuito coordinado por el consistorio ontinyentí.

El alcalde, Jorge Rodríguez, y el director Territorial de Educación, Santiago Estañán, visitaban ayer las instalaciones junto a los concejales Óscar Borrell y Jaime Peris; así como técnicos y representantes de la Conselleria de Educación para comprobar que durante estos días de Semana Santa y Pascua han finalizado las últimas actuaciones de pintura interior, con las que ha colaborado el Ayuntamiento, después de que la administración autonómica colocara la nueva cubierta y reparara la red eléctrica, entre otras actuaciones.

Las lluvias se produjeron mientras se sustituía la cubierta de amianto

Tanto el primer edil como los representantes autonómicos tenían palabras de agradecimiento para los centros educativos de la ciudad que pusieron de inmediato sus colegios a disposición del CEIP Vicente Gironés, y especialmente en el CEIP Rafael Juan Vidal y el CEIP Martínez Valls , que han acogido a la mayor parte del alumnado.

Los hechos ocurrieron a finales del mes de enero, concretamente en el fin de semana del 27 y 28, como consecuencia de las fuertes precipitaciones que se dieron, unido al hecho de que se estaba procediendo a la sustitución de la cubierta de amianto por una de fibrocemento. Las obras, según explicaba entonces la Conselleria de Educación, estaban previsto que se realizaran durante el periodo vacacional de Navidad y concluidas antes de la reanudación de las clases. Es por ello que desde la administración responsable se consideró que la empresa adjudicataria había incumplido el contrato y anunció medidas administrativas y judiciales por este motivo, además de considerar responsable de la inundación del centro a la empresa contratista por no haber previsto unas eventuales lluvias.

Por otra parte, en el propio consistorio también se abría el debate por parte de los grupos de la oposición sobre la oportunidad de haber llevado a cabo estas actuaciones en periodo lectivo y tanto el Partido Popular como el grupo Ciudadanos solicitaban una comisión de investigación para esclarecer los hechos y las responsabilidades dada la situación en la que quedó el centro educativo y también las consecuencias para la actividad educativa, por el trastorno que suponía el tener que desplazarse a otros centros.

Fotos

Vídeos