Almussafes mejora la calidad del agua potable con la instalación de un descalcificador en la red

Esta herramienta también permitirá un ahorro económico y energético en los hogares por la reducción de los niveles de cal

A. TALAVERA ALMUSSAFES.

Con el objetivo de solucionar uno de los grandes problemas que la ciudadanía de Almussafes ha venido sufriendo en las últimas décadas: el exceso de cal en el agua, el Ayuntamiento ha puesto en marcha un desincrustador electrónico anticalcáreo. Según la compañía instaladora, en unos meses empezarán a observarse al 100% los beneficios obtenidos con esta intervención.

«Gracias a este desincrustador vamos a poner solución al problema de la acumulación de cal. Sin embargo, sabemos que todavía tenemos pendiente resolver otro asunto relacionado con el agua como es el de los nitratos. Continuamos trabajando codo con codo con la Dirección General del Agua para que este componente se sitúe en niveles más adecuados. Quiero recordar que no hemos dejado de lado esta lucha y estoy convencido de que al final conseguiremos que se convierta en una cuestión del pasado», resalta el presidente del ejecutivo municipal, Toni González.

Después de que se llevara a cabo la obra civil necesaria para adecuar el sistema de tuberías, en la jornada de ayer los operarios colocaban la herramienta bajo la rotonda que separa Almussafes de Benifaió, el punto donde comienza la red de Egevasa que lleva agua a toda la población.

De esta forma, Almussafes se convierte en la primera localidad de la Ribera Baixa en disponer de este aparato, denominado Desincal. La Diputación de Valencia se ha encargado de sufragar los costes íntegros de la instalación de este sistema gracias a la subvención de 74.000 euros concedida dentro de su plan de inversiones financieramente sostenibles.

El sistema requiere de inspecciones continuas para comprobar el grado de efectividad. Por este motivo, se ha colocado una tubería testimonio, en la que Del'aqua realizará los diferentes análisis, siempre bajo la supervisión de los trabajadores del Ayuntamiento. «El mantenimiento es muy sencillo y esta es una de las grandes ventajas del sistema, gracias al que podremos mejorar la calidad de todo el caudal de agua que llega hasta Almussafes, cifrado en 3.000 metros cúbicos», explica el edil de Urbanismo, Andrés López.

Este aparato permite eliminar la cal de las tuberías y de las resistencias de los electrodomésticos, duchas, motores y grupos de presión, ahorrando en reparaciones y alargando su vida útil. Además, se percibirá un aumento del caudal en la red, al impedir que la cal se incruste en las paredes de las tuberías.

A nivel medioambiental, se calcula que se requerirá menos tiempo para conseguir la temperatura óptima, tanto en calefacción como en refrigeración, con lo que se ahorrará energía. Asimismo, al tratarse de una tecnología física, respetuosa con el medio ambiente y que no necesita en su proceso ningún tipo de mantenimiento, elimina sales, resinas, productos químicos y vertidos de salmuera en la red.

Por último, la mejora del rendimiento de todo tipo de elementos, como motores, contadores, grifos, duchas, electrodomésticos y demás aparatos, repercutirá en un ahorro económico del que se podrán beneficiar tanto empresas como particulares.

Fotos

Vídeos