Algemesí impulsa un programa de dinamización económica con el respaldo de comercios y empresas

La Universitat de València colabora en este documento que busca asesorar y detectar carencias para impulsar el crecimiento y la mejora

REDACCIÓN ALZIRA.

El Ayuntamiento de Algemesí ha firmado un convenio con las entidades empresariales locales, Associació de Comerços i Serveis d'Algemesí (ACSA) y l'Agrupació d'Empresaris d'Algemesí (Empal) para ejecutar el Plan de Dinamización Económica de la ciudad, un trabajo llevado a cabo por la Universitat de València, junto al consistorio, y las dos asociaciones empresariales.

En el desarrollo del plan se han implicado todos los grupos políticos municipales para constituir una mesa de seguimiento del plan, que permitirá analizar su evolución y el cumplimiento de sus fines.

La concejala de Comercio, Industria y Promoción Económica, Palma Egido, ha destacado que ACSA y EMPAL «son entidades locales que representan a las empresas locales y cuentan con la suficiente experiencia en dinamizar el comercio y el tejido empresarial, por tanto son los indicados para llevar a la práctica el trabajo diario».

El trabajo que llevarán a cabo ACSA y EMPAL consiste en crear una oficina económica local que preste servicios y asesoramiento a los comerciantes, empresarios y emprendedores locales, detectar carencias y necesidades del tejido económico local, apoyar a las empresas para mejorar su capacidad competitiva, así como impulsar la consolidación empresarial y el crecimiento.

La alcaldesa de Algemesí, Marta Trenzano, ha asegurado que las instituciones públicas «deben recoger las inquietudes de los ciudadanos, y en este caso queremos convertir la crisis en una oportunidad para resolver los problemas económicos y sentar las líneas del futuro económico de la ciudad».

El Ayuntamiento invertirá 100.00 euros en poner en marcha este plan, además de 50.000 euros en la mejora de los polígonos industriales. A través de este convenio, ACSA recibirá 26.400 euros i EMPAL 33.600 euros por los gastos del personal técnico responsable de administración y los gastos del personal técnico de gestión respectivamente.

La presidenta de ACSA, Gema Carrasco, ha señalado que «la unanimidad con que sale este plan de trabajo por parte de asociaciones y partidos políticos ofrece una oportunidad única para trabajar por el desarrollo de la ciudad».

Por su parte, el presidente de EMPAL, Juan Carlos Ferragud, considera que el comercio y la industria «deben servir de motor de la economía local, con la creación de una oficina económica debemos impulsar la economía de la ciudad y con este objetivo ahora nos ponemos a trabajar».

Críticas de Més Algemesí

Desde Més Algemesí recordaron que este convenio se firma con alrededor de medio año de retraso ya que ellos propusieron la signatura con Empal y Acsa «pero el equipo de gobierno se negaba. Se obcecó en mantener su propuesta y durante meses insistió en llevarla adelante. Durante todo este periodo les hemos explicado, por activa y por pasiva, que quien mejor conoce el entramado comercial e industrial de Algemesí son los propios actores del sector, de manera que son ellos quienes mejor pueden gestionar la oficina. Lamentamos que su miopía haya retrasado su puesta en marcha».

Fotos

Vídeos