Més Algemesí acusa al gobierno local de pagar productividad ilegalmente

Critica que se creen «agravios comparativos» entre trabajadores y se muestra abierto a debatir y consensuar los criterios de pago

M. GARCÍA ALGEMESÍ.

Més Algemesí ha acusado al gobierno local (PSPV y EU) de pagar productividad a otros trabajadores, además de a agentes de la Policía Local como denunciaron hace algunas semanas, pagos que son «irregulares y que también cuentan con informes negativos tanto del departamento de Intervención como del de Personal que advierten de que no hay criterios objetivos aprobados por el pleno», explicaron desde la formación de la oposición.

Tras recordar que esta situación ya se producía en la anterior legislatura, con el PP en el gobierno, señalan que, tras revisar los decretos del pasado año 2017 sobre productividad «muestra cómo algunos funcionarios cobran casi todos los meses la misma cantidad de productividad -entre 150 y 400 euros- mientras que hay otros que aparecen esporádicamente o no aparecen regularmente».

Cada mes, siempre según la versión de la formación liderada por Josep Bermúdez, «entre 4 y 10 trabajadores cobran de una plantilla que, sin contar a la policía, está alrededor de un centenar. La mayoría de la plantilla no ha cobrado nunca productividad, y no porque sean trabajadores 'improductivos', sino porque las cosas no se están haciendo bien».

Este modo de actuar, según Més Algemesí, «crea agravios comparativos y malestar entre gran parte de la plantilla que ve como pese a esforzarse y cumplir con los objetivos de su puesto de trabajo, a diferencia de otros compañeros, no recibe ese complemento»,

Més Algemesí apuesta por una regularización «urgente» de esta situación. «Hay que hacerlo aprobando la relación de puestos de trabajo y aprobar, a la vez, unos nuevos criterios objetivos de asignación de la productividad tanto para la Policía como para el resto de los funcionarios».

En este sentido, Comisiones Obreras, según Més Algemesí, ayer mismo presentó una propuesta al respecto para adoptar unos criterios objetivos de asignación de la productividad. La formación de Josep Bermúdez indicó que no es contraria al pago de la productividad si así se quiere y está abierta a debatir y consensuar estos criterios: «Lo que no es posible es que cuando un político necesita que alguien asuma una nueva responsabilidad llegue a un acuerdo 'semiclandestino' para pagarle esa responsabilidad, que debe ir en el complemento específico, como productividad».

Con este modo de actuar, que comparten EU, PSPV y PP, según Més Algemesí se le quita al pleno una competencia y decisión que le es propia. «Y no sólo al pleno. Esos acuerdos 'singulares' con cada trabajador tampoco están sometidos a la fiscalización de los sindicatos que ya no pasan por la Mesa General de Negociación. Tal y como ya dijimos con anterioridad, estas prácticas oscurantistas que restan competencias al pleno son hechos muy graves que no podemos pasar por alto y que esperamos no vuelvan a pasar».

Fotos

Vídeos