Alcaldes de la Ribera Baixa aplauden la mejora de los accesos a Ford Almussafes

Un instante de la visita a la zona.
Un instante de la visita a la zona. / lp

La Generalitat invierte 652.000 euros para garantizar una mayor seguridad vial actuando en la CV-42 y el polígono El Romaní de Sollana

BELÉN GONZÁLEZ ALMUSSAFES.

Satisfacción entre los alcaldes de la comarca de la Ribera Baixa por la inversión de la Generalitat Valenciana para la mejora de los accesos a la factoría Ford Almussafes, con el objetivo de mejorar la seguridad vial de la zona.

Especialmente contentos se han mostrado los de Almussafes, Toni González, y Sollana, Juan Roda, que participaban en la visita realizada por la consellera de Vivienda, Obras Públicas y Vertebración del Territorio, María José Salvador, a las obras.

Concretamente, la Generalitat Valenciana ha mejorado las conexiones entre la CV-42 y la factoría automovilística con un presupuesto de 464.210,37 euros. Además, también se ha desarrollado diversas tareas para mejorar la conexión entre la multinacional y el polígono industrial El Romaní, en el término municipal de Sollana, obras que han requerido una inversión de otros 188.653, 54 euros.

Ambos alcaldes coincidieron en señalar la importancia de esta inversión por el impacto económico que tendrá en sus respectivos municipios.

La intervención realizada ha consistido en la construcción de una nueva glorieta para mejorar el acceso a la factoría, así como la ejecución de un carril de aceleración para la salida de las instalaciones de la empresa desde otro de sus accesos, todo ello sobre la carretera CV-42.

La consellera de Vivienda, Obras Públicas y Vertebración del Territorio, María José Salvador, destacó, por su parte, que la inversión de 652.863,91 euros que su departamento ha realizado tienen como objetivo aumentar la seguridad vial de esta zona.

En su visita a las actuaciones realizadas, Salvador indicaba que su departamento ha hecho un importante esfuerzo «porque las inversiones en seguridad vial son muy positivas e importantes».

En este sentido, explicó que «las inversiones que podemos hacer marcan muy bien las prioridades y con estas obras, en concreto, damos solución y se garantiza la seguridad a los municipios de Almussafes y Sollana, además de a todo su entorno al mejorar los accesos y ofrecer más seguridad vial a las personas que trabajan en la factoría Ford».

Por otra parte, remarcó, «Ford traspasa Almussafes, es el PIB de la economía valenciana y, más allá, es una empresa con proyección internacional y la mejora de los accesos a la factoría y al polígono industrial de El Romaní hace de efecto multiplicador para movilizar el sector logístico que, a su vez, moviliza el entorno de una empresa tan importante que está ubicada en Almussafes y redunda, por tanto, en la economía de todos los municipios de alrededor».

Asimismo la consellera, que ha estado acompañada por el director general de Obras Públicas, Transporte y Movilidad, Carlos Domingo, ha subrayado que con estas obras también se gana tiempo, dado que «la apuesta por las infraestructuras debe ir acompañada por una mejora de los accesos a los polígonos industriales ya que en la logística, el factor tiempo es muy fundamental».

Los principales accesos a Ford en Almussafes se realizaban a través de la CV-42, una carretera convencional desdoblada donde se localizaban un total de cuatro accesos, de los cuales uno se unía a través de una glorieta y el resto se conforman como intersecciones en «T» canalizadas mediante isletas deflectoras.

La actuación que se ha realizado ha consistido en la construcción de una nueva glorieta para mejorar el acceso a la factoría, así como la ejecución de un carril de aceleración para la salida de la misma desde otro de sus accesos, todo ello sobre la carretera CV-42.

La nueva glorieta se sitúa en la intersección del acceso norte a la factoría con la carretera CV-42. Gracias a esta glorieta se elimina los peligrosos giros a izquierdas actuales por lo que implica un aumento de la seguridad vial.

El carril de aceleración se localiza en el acceso central desde la compañía a la CV-42, donde ya existía un carril de aceleración con una longitud insuficiente, adaptándose a las especificaciones normativas.

En cuanto a la mejora de los accesos al Romaní, la conselleria ha tenido en cuenta que, en este polígono industrial, ubicado junto al trazado de la antigua carretera N-332, están instaladas muchas industrias auxiliares de la factoría Ford, lo que provoca un constante flujo de circulación de vehículos pesados de transporte entre ambas zonas de actividad industrial.

Para favorecer las condiciones de circulación, las obras de mejora se han localizado en el tramo de la carretera CV-42 que hace de enlace con la AP-7, en sentido Valencia. Se ha construido un vial unidireccional de nueva planta, de 273 metros de longitud, que comunicará la carretera CV-42 con la glorieta existente en el trazado de la antigua N-332 a la entrada del núcleo urbano de El Romaní, así se ha dotado de un acceso de ida directo entre Ford y el polígono. Además se ha adecuado la conexión del nuevo vial con el trazado de la carretera CV-42.

Fotos

Vídeos