El alcalde de Cullera se une al segundo día de protesta contra la cobertura sanitaria en la zona

El alcalde de Cullera, Jordi Mayor, habla con los vecinos. / lp

Un centenar de pacientes se manifiesta ante el consultorio del Faro y Ribera Salud afirma que por la mañana atendieron sólo a siete pacientes

BELÉN GONZÁLEZ CULLERA.

Por segundo día consecutivo vecinos de la zona cullerense de El Faro se han concentrado ante las puertas del consultorio en protesta por los recortes en la atención de este centro sanitaria. En esta ocasión han sido alrededor de un centenar de vecinos los que se han manifestado, que han sido arropados por el alcalde de Cullera, Jordi Mayor, junto con el teniente de alcalde, Hugo Font y la alcaldesa pedánea, Joana Mas.

Al grito de «Queremos médico», y después de que se les impidiera entrar al consultorio, los vecinos han apoyado la iniciativa municipal de recoger firmas para respaldar a la Conselleria de Sanitat y al consistorio en su reclamación ante la concesionaria, Ribera Salud, para que dé marcha atrás.

«Hemos venido porque solamente nos atienden cuatro horas a la semana. Si te pones mala fuera de ese horario ridículo, debes desplazarte varios kilómetros para llegar al centro de salud de la Diagonal y hay gente mayor que no tiene medios para moverse», protestaba una de las usuarias del consultorio.

Y es que la indignación entre los usuarios del consultorio es creciente porque han visto como la empresa gestora de la sanidad en la comarca, Ribera Salud, ha recortado paulatinamente los servicios de atención en la costa a lo largo de los últimos años. «Es la rabieta porque les van a quitar la concesión», aducía otro manifestante.

Cabe recordar que ambas administraciones exigen a Ribera Salud que preste servicio en el consultorio del Faro de lunes a viernes hasta las 15 horas, que reabra el del Racó y amplíe a las tardes la atención en el Oasis, para el que también reclaman urgencias los sábados.

El alcalde cullerense ha pedido a los vecinos que hagan efectivas sus quejas frente al argumento de la gestora de que no están recibiendo ninguna. Asimismo, ha informado a los presentes de las gestiones realizadas por el consistorio y la Conselleria de Sanitat para restablecer el servicio en la zona costera.

Durante la manifestación se ha vivido un hecho que ejemplifica la situación en la que quedan los vecinos de la zona. Una señora mayor ha acudido al consultorio aquejada de fuertes dolores pero no ha sido atendida porque había acabado el horario.

Ha sido entonces cuando la propia Policía Local ha tenido que llevarla hasta el centro de salud de la Diagonal, a más de cuatro kilómetros. El enfado de los presentes se ha acrecentado ante hechos como éste. «Los que gestionan la sanidad en la Ribera no tienen corazón», ha denunciado el alcalde.

Ya el pasado martes unos cuarenta vecinos del Faro protestaron en el centro de salud de la Diagonal. También a principios de esta semana, los alcaldes de Cullera, Sueca, el Perelló y el Mareny de Barraquetes mantuvieron una reunión en Cullera con responsables de la Conselleria para analizar la situación, encuentro en el que se planteó la posibilidad de iniciar acciones judiciales contra Ribera Salud por incumplir los requerimientos del Gobierno valenciano para ampliar la atención sanitaria en la zona costera de la comarca.

Desde Ribera Salud, sin embargo, se asegura que los datos con los que diariamente trabajan reflejan que la cobertura asistencial que están prestando actualmente «está respondiendo con normalidad a la demanda real» y aportan un dato, en la mañana de ayer, el consultorio de El Faro de Cullera atendió un total de siete pacientes.

Además insiste en que continuarán realizando una evaluación diaria de los flujos de pacientes a todos los consultorios de playa y si se certifica que es necesario aumentar los recursos o los horarios, así se haría, atendiendo a su «gestión flexible» que vienen reiterando .

Ribera Salud insiste en que su Plan Asistencial de Verano «sigue criterios similares a los de la Conselleria de Sanitat en cuanto a mantener la atención en los consultorios en horarios de mañana y prestar asistencia 24 horas en centros con mayor disponibilidad de recursos diagnósticos y terapéuticos, y a escasa distancia de todos los puntos de playa» y recuerda, en este sentido, que la mayoría de consultorios de playa en los que la Conselleria de Sanitat tiene gestión directa cierran en horario de tarde.

La gestora del Departamento sanitaria de La Ribera niega que se hayan producido recortes y recuerda que ha destinado un total de 2,5 millones al Plan Asistencial de Verano, lo que supone la misma cantidad que el año pasado. Asimismo, apunta que se ha mantenido el número de personal médico y de enfermería que en 2016 destinó a los consultorios y centros costeros.

Por su parte, desde el PP local culparon al gobierno municipal de Jordi Mayor de la situación generada: «Lo más grave que estos recortes en materia sanitaria en Cullera ya se conocían desde hace más de cuatro meses y no se ha hecho nada por solucionarlos». Mayor, «como siempre, llega tarde y mal a resolver los problemas de Cullera».

Fotos

Vídeos