El alcalde de Cullera cifra en 6,8 millones la infrafinanciación que sufre la ciudad

Joaquim Bosch, Jordi Mayor, Sílvia Roca y Adela Albero. / lp

El primer edil reclama a Rajoy que «tire el muro» que impide avanzar a los valencianos en el acto en que se premia a Ximo Bosch y a las Tyrius

REDACCIÓN ALZIRA.

El acto institucional de entrega de los Distintius 9 d'Octubre en Cullera, celebrado en el Auditori Municipal del Mercat, sirvió para que el alcalde de la localidad, Jordi Mayor, haya puesto cifra al «agravio» del actual sistema de financiación que debe soportar la ciudad costera. El dirigente local ha cuantificado en 6'8 millones el dinero que pierde anualmente el municipio por la «discriminación» a la que el Estado somete a la Comunitat Valenciana a la hora de repartir el dinero que recauda.

La cuantía cobra más importancia si cabe en una población que sufre actualmente un plan de ajuste hasta el año 2032 y que está intervenida por el Ministerio de Hacienda con la imposibilidad de realizar inversiones con recursos propios.

Mayor, que ha mantenido un tono reivindicativo en todo momento, ha emplazado al Gobierno a escuchar las reivindicaciones de la Comunitat Valenciana para poner fin a una situación que se ha mantenido a lo largo de toda la democracia. «Señor Rajoy, señor Montoro, derriben el muro de la infrafinanciación que nos impide progresar como pueblo», ha exigido.

La máxima autoridad local ha apelado a la «fidelidad» de la Comunitat al proyecto común de España, pero ha reclamado que esa lealtad no se confunda con «conformismo y sumisión». El alcalde se ha referido a la necesidad de avanzar hacia un Estado «igualitario» en el trato a sus diferentes territorios y ha hecho referencia a la situación preocupante en Catalunya por el desenlace que pueda tener y las consecuencias para los valencianos y valencianas «que no podemos ser moneda de cambio en este asunto».

Así, el alcalde ha llamado a defender el respeto a la legalidad y ha expuesto la necesidad de diálogo. «La ley no gusta a todos, pero nos obliga a todos. El respecto a la ley en un Estado democrático y de derecho es básico para la convivencia. Y es incuestionable: no se puede ir contra la ley ni se puede gobernar contra la ley. Pero no es menos cierto que no todos los problemas se pueden resolver únicamente con la ley, con los mandatos judiciales o con la potestad de la fuerza del Estado», ha argumentado.

No obstante, ha apelado al «diálogo, la altura de miras, el entendimiento, el respeto y el escucharnos los unos a los otros tratando de entendernos». Esas, ha dicho, «tienen que ser las únicas armas en una democracia como la nuestra».

El acto institucional ha servido para la entrega de la quinta edición de los Distintius 9 d'Octubre que otorga el consistorio a personalidades o colectivos locales que destacan por sus trayectorias. Este año, la modalidad individual ha recaído en el mediático magistrado cullerense Joaquim Bosch y en la modalidad colectiva, el reconocimiento ha ido a parar este año a la Asociación de Amas de Casa Tyrius.

Fotos

Vídeos