Aielo de Malferit despide sus fiestas de Moros y Cristianos

Rodríguez visita el nuevo castillo. / lp
Rodríguez visita el nuevo castillo. / lp

Con la ayuda de la Diputación han construido un nuevo castillo ya que el antiguo suponía un peligro por su deterioro

A. T. ALZIRA.

Los Moros y Cristianos de Aielo de Malferit finalizan hoy con la tradicional misa y 'salves d'arcabusseria' en honor de los difuntos. Tras esta un castillo de fuegos artificiales será el preludio del último acto, el bou embolat, que dará por finalizada la programación de la semana festiva.

Unas fiestas las de 2017 que han contado con una importante novedad, la construcción de un nuevo castillo donde se han realizado los diferentes actos de Moros y Cristianos.

Esta actuación ha contado con el apoyo de la Diputación de Valencia que ha aportado 7.360 euros. «Nosotros hemos puesto una parte, pero sobre todo quiero que se valore el esfuerzo desinteresado de la asociación de festeros, de su presidente, son los que han trabajo fuerte para que todos disfrutemos del castillo y de las fiestas de Aielo de Malferit», señalaba el presidente de la Diputación, Jorge Rodríguez, en la visita a la localidad.

El nuevo castillo está revestido de madera, hierro y cemento imitando a los castillos de piedra de la Edad Media, con un presupuesto total de 19.300 euros. «El castillo que teníamos estaba en muy mal estado y era peligroso subir con los trajes, hubiéramos podido tener un accidente», manifestaba el presidente de la Asociación de Festeros de Aielo de Malferit, Juanma Martínez.

El famosos edificio acoge cada año la representación teatral de los embajadores moro y cristiano, quienes debaten el dominio de su terreno, recreando la reconquista por parte del bando cristiano. «Las capitanías llevábamos tres años ahorrando, ahora, gracias a la ayuda de la Diputación, hemos podido finalizar la construcción del castillo ya que era un proyecto grande que no nos podíamos hacer cargo solos», añadía.

Fotos

Vídeos