El PP afirma que el tripartito alcireño funciona «por inercia»

Elena Bastidas. / m. molines

Los populares recuerdan que no se han cumplido promesas electorales como la eliminación de la zona azul o el bus gratuito

MANUEL GARCÍA ALZIRA.

«El tripartito funciona con la inercia que le dejó el PP». La portavoz popular en Alzira y diputada nacional, Elena Bastidas, criticó al gobierno municipal y le acusó de «crear problemas donde antes no los había». Bastidas, quien participó en un acto de balance a mitad de legislatura que tuvo lugar ayer, negó que el Gobierno central maltrate a la Comunitat, «ha inyectado más de 51.000 millones en la Comunitat», y, aconsejó, en clave local, en qué podría gastar el gobierno local 2,8 millones de euros. Un millón podría ir a mejorar el IES Rei en Jaume y otro podría dirigirse al IES Josep Maria Parra.

Además, le pidió al Gobierno local que se dirija a la Conselleria de Infraestructuras y recupere la redacción del proyecto, valorado en 600.000 euros, para la construcción de un puente sobre el río Júcar. Los 200.000 euros restantes podrían hacer que el amianto desapareciera de los centros públicos, agregó.

El concejal José Luis Palacios se refirió al tripartito local como «gobierno de los perdedores». Acusó al PSPV de incumplir lo prometido en campaña electoral sobre el subsidio de 426 euros. Asimismo, pidió una disculpa pública porque la auditoría anunciada no se ha realizado: «Y no se ha hecho porque los técnicos les dijeron que estaba todo legal».

También criticó que se hayan incumplido promesas como la renovación de la zona azul, «el contrato vencía, no lo tenían por unos años determinados y tampoco han hecho que el bus sea gratuito». Respecto a la seguridad en l'Alquerieta, «en la reciente asamblea celebrada en el barrio personas que no son afines al PP les dijeron que antes había más seguridad y presencia policial continuada». Y recordó, sobre en la oficina La Clau, que «sólo les faltó darle al interruptor porque el trabajo de antes lo habíamos hecho nosotros».

María José Catalá, diputada en les Corts, afirmó que Elena Bastidas «ha sido la mejor alcaldesa que Alzira ha tenido y tendrá» y afirmó que al Gobierno local «ni está ni se les espera» a la hora de reivindicar, por ejemplo, los retrasos en la valoración de la dependencia. Criticó el «incomprensible silencio» del alcalde tras los cambios en educación que afectan al colegio Gloria Fuertes y lamentó «el caos» que se genera en la admisión tras los autos que suspenden el decreto del plurilingüismo.

María Carmen Contelles, portavoz popular en la Diputación, criticó el partidismo en la entidad que preside Jorge Rodríguez al primar a los municipios de su color político a la hora de conceder ayudas.

Fotos

Vídeos