La abstención del PP de Algemesí permite que Blanco tenga dedicación exclusiva

M. G. ALGEMESÍ.

El pleno del Ayuntamiento de Algemesí aprobó la propuesta para que Pere Blanco (EU), concejal de Cultura, Deportes y Servicios de Informática, tenga dedicación exclusiva a partir de este momento. Blanco recibirá 33.500 euros brutos en 14 pagas. Este punto salió adelante porque los ediles del PP se abstuvieron e hicieron buenos los votos favorable de PSPV y EU.

Desde las filas populares justificaron su voto y señalaron que habían tomado esta decisión pese a que se había traspasado una «línea roja» marcada en 2015 respecto a los sueldos, «que no debían ser más del doble del salario mínimo interprofesional». Pero, pese a ello, «consideramos importante que otra persona trabajara junto a la alcaldesa para el mejor funcionamiento del Ayuntamiento. No íbamos a ser nosotros los que pusiéramos ruedas de molino en el engranaje municipal», señalaron desde el PP.

Finalmente, acusaron a Més Algemesí de ser los culpables de la situación actual del Ayuntamiento al haber permitido la formación del gobierno municipal (PSPV y EU) y haber quedado fuera de éste dejándolos en una situación de inestabilidad.

Por su parte, desde Més Algemesí recordaron que en 2015 «el mundo se acababa si los liberados cobraban más de tres veces el SMI, 18.000 euros. Tan absurda era la situación que el propio Blanco decidió no liberarse. EU de hecho no consideraba necesario liberar a ningún concejal. Impusieron un modelo absurdo que nos impedía entrar al gobierno y que ni ellos mismos han aguantado».

«Una vez ya se deshicieron de nosotros la «línea roja» se fue corriendo hacia la derecha. Para tocar poder aceptaron que un concejal cobrara cuatro veces el SMI, 25.000 euros y la alcaldesa más de seis. Y ahora que se trata de liberar a su cabeza de lista la vuelven a correr por el simple hecho que les interesa. No es una cuestión de dinero. Para nada estamos en contra de que Blanco cobre 33.500 euros. ¡Claro que entendemos humanamente que no pierda dinero por dedicarse a la política! Pero políticamente no podemos aprobar ese doble rasero», afirmaron.

Explicaron que es «un tema de coherencia y ética política. Y EU no la ha tenido. Han aplicado la parte estrecha del embudo para los demás y la ancha para ellos. Por eso, y a sabiendas que no prosperaría porqué el PP no la apoyaría, presentamos una enmienda que de ser coherentes la hubieran votado a favor: respetar la «línea roja» que impusieron a los demás de 25.000 euros. Obviamente no fueron coherentes y votaron por dos veces en contra de lo que dijeron en 2015. Fuimos tan coherentes que hasta la propia alcaldesa, en una intervención también crítica con EU, lo reconoció, lo cual es muy de agradecer», concluyeron desde Més Algemesí.

Fotos

Vídeos