Las Provincias

Pediatras del Hospital estiman que el 20% de los niños de la comarca presentan sobrepeso

Alumnos de un colegio comiendo en el comedor escolar. :: matias segarra
Alumnos de un colegio comiendo en el comedor escolar. :: matias segarra
  • Los especialistas alertan también de que un 10% de menores acuden sin desayunar al colegio o que lo hacen con un nivel bajo de calorías

Pediatras del Hospital Universitario de La Ribera estiman que 2 de cada 10 niños de la comarca presentan sobrepeso, un problema infantil que constituye un factor de riesgo para el desarrollo de una serie de complicaciones en la salud del niño y del futuro adulto.

Según los expertos del centro de Alzira, uno de los principales errores nutricionales radica en el desayuno diario. En este sentido, cerca del 10% de los niños de la Ribera acuden a la escuela sin desayunar, y el 30% que desayuna lo hace de forma inadecuada y con un nivel bajo de calorías.

«Son los padres los primeros que deben tomar conciencia del problema de salud de su hijo. Es en el seno de la propia familia donde se generan los hábitos alimentarios ya que los niños aprenden a comer lo que comen sus padres. Además, las costumbres nutricionales adquiridas resultan muy difíciles de modificar con el paso del tiempo», explica la jefa del Servicio de Pediatría de La Ribera, Elena Gastaldo.

Por ello, los expertos recomiendan modificar los hábitos alimentarios y promocionar la actividad física diaria entre los más pequeños.

Niñ@s en movimiento

Para combatir la obesidad infantil, el Departamento de Salud de La Ribera desarrolla, desde el año 2007 en el Centro de Salud Integrado de Alzira, el programa 'Niñ@s en movimiento'. Se trata de una iniciativa multidisciplinar (pediatras, enfermería, psicólogos) para combatir la obesidad infantil desde la promoción de la actividad física y la alimentación saludable, combatiendo la inactividad, aumentando la autoestima del niño y las relaciones sociales.

Para ello, el programa se lleva a cabo mediante reuniones grupales teórico-prácticas con niños de entre 9 y 14 años de edad con problemas de sobrepeso u obesidad (es decir, aquella producida por una ingesta calórica superior a la necesaria para cubrir las necesidades metabólicas del organismo) y con sus respectivos padres.

A lo largo de estas reuniones semanales a las familias se les informa sobre aspectos como la lectura de etiquetas, los atracones, las dietas milagrosas, la clasificación de alimentos o el aprendizaje a decir 'no'.

En estos 7 años más de 160 niños de la comarca han participado en el programa 'Niñ@s en movimiento', de los cuales en un 30% de ellos se ha comprobado una disminución de su peso, perímetro abdominal e índice de masa corporal.

Los expertos del centro sanitario de Alzira apuntan, en primer lugar, que es muy importante un alimentación sana y equilibrada, en la que se aumente el consumo de verduras (2-3 raciones diarias), frutas (2 piezas diarias) y pescado (2-3 veces por semana).

Asimismo, los especialistas recomiendan reducir el consumo de la llamada 'comida rápida' y precocinada. Este tipo de comidas se caracteriza por ofrecer alimentos de baja calidad nutricional, ricos en grasa, azucares y calorías y presentados de forma atractiva, cada vez en raciones mayores y de coste asequible. Igualmente, se recomienda la ingesta de zumo de frutas naturales, no envasados.

También es muy importante realizar un desayuno adecuado, compuesto principalmente por lácteos, cereales y zumo de frutas naturales.

Del mismo modo, pediatras del Hospital de La Ribera aconsejan estimular la práctica de actividades físicas como caminar (más de 30 minutos/día) o realizar alguna práctica deportiva estructurada y supervisada (fútbol, baloncesto, natación, etcétera) con el objetivo de reducir el sedentarismo.

En este sentido, los especialistas alertan de que el 20% de los menores no realiza ninguna actividad física diaria al salir del colegio. Por ello, abogan por promover el deporte entre los más pequeños y que los padres limiten a los hijos el tiempo de ver televisión a menos de 1 hora y media al día.

Además, es conveniente que la familia participe junto a los niños en actividades lúdicas y deportivas; por ejemplo, ir en bicicleta o salir al campo, entre otras, y crear así buenos hábitos.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate