Las Provincias

Cullera intensifica los tratamientos contra el mosquito tigre por las altas temperaturas

Los operarios actúan en el alcantarillado de Cullera. :: lp
Los operarios actúan en el alcantarillado de Cullera. :: lp
  • Se ha activado el protocolo para combatir la plaga y también el conocido como mosquito de marjal que se localiza en la localidad

Las altas temperaturas de las últimas semanas y las abundantes lluvias del invierno han creado el caldo de cultivo perfecto para la proliferación del mosquito tigre. Ante esta situación, la concejalía de Medio Ambiente de Cullera ha activado el protocolo para intensificar las acciones contra la plaga.

El edil del área, Hugo Font, se ha reunido recientemente con los responsables de la empresa controladora del vector para implementar las acciones necesarias que contribuyan a minimizar el impacto en los espacios públicos. Unas acciones que se realizan en coordinación con el resto de la Ribera para incrementar la efectividad.

Entre otras actuaciones, se está procedido a una revisión intensa de las alcantarillas de todo el municipio, uno de los focos de larvas más problemáticos. Asimismo, se ha decidido ampliar los ámbitos de actuación atendiendo a las demandas ciudadanas.

Uno de los puntos críticos es el Polideportivo de la Partideta, donde la presencia del mosquito es importante. Esta infraestructura está rodeada de campos de arroz, hecho que agrava la situación. «El año pasado muchos usuarios nos trasladaron las molestias que habían sufrido mientras practicaban deporte y hemos pedido a la empresa responsable de los tratamientos que intensifique las acciones de control», ha explicado Hugo Font.

«La empresa contratada por el Ayuntamiento actúa en las zonas públicas pero no puede acceder en espacios privados, donde la responsabilidad del control recae sobre los propietarios», ha remarcado. Además, ha querido matizar que «controlar en ningún caso significa erradicar, pero sí actuamos, conseguiremos reducir la presencia del mosquito y, por lo tanto, las molestias y los problemas sanitarios».

La lucha contra el mosquito este año se amplía al conocido comúnmente como mosquito de marjal, un problema específico de zonas húmedas como es el caso de Cullera. Era otra de las reivindicaciones recogidas por Medio Ambiente trasladadas por la ciudadanía.

Los tratamientos no nocivos para el entorno que se aplican para el mosquito tigre también son efectivos con la especie de marjal.