Las Provincias

Unas 300 embarazadas se benefician del programa de ejercicios acuáticos

  • El objetivo de esta iniciativa, que impulsa el Departamento de Salud, es que las mujeres mejoren su condición física y reduzcan riesgos

Cerca de 300 mujeres embarazadas se han beneficiado ya del programa AIPAP (Acondicionamiento Integral y Pélvico en el Agua para el Parto) de ejercicios en el agua, que el Departamento de Salud de La Ribera está llevando a cabo, desde el pasado mes de octubre, en colaboración con diversos municipios de la comarca.

Así, ya son seis los municipios con piscina municipal propia que se han integrado en este programa - Benimodo, Alzira, Sueca, Alginet, Tous y Carcaixent-, lo que está permitiendo dar servicio a las distintas poblaciones que pertenecen a sus zonas básicas de salud. En cualquier caso, el programa está abierto a todos los municipios de la Ribera que quieran sumarse a él.

Se trata de un programa de acondicionamiento general y suelo pélvico en el agua dirigido a mujeres embarazadas, con el objetivo de mejorar sus condiciones físicas de cara al momento del parto. Las sesiones, que se llevan a cabo en las piscinas municipales cubiertas, se realizan bajo la supervisión de las matronas del Departamento.

Según ha destacado el responsable del Área Integral de la Mujer del Departamento de Salud de La Ribera, Rafa Vila, «un buen programa de ejercicio durante el embarazo sobre la musculatura, las estructuras óseas, articular y ligamentosa de la región sacro-ilíaca y sacro-lumbar, mejoran la movilidad pélvica y la finalización del parto, y el agua, en la que la flotabilidad permite soportar solo el 50% del peso corporal, es el medio ideal para una mujer embarazada».

Así, «recientes investigaciones han relacionado este tipo de ejercicios en el agua con buenos resultados perinatales (antes, durante y después del parto)», ha destacado Vila. El programa se lleva a cabo con grupos reducidos de entre 10 y 15 mujeres y consta de ocho sesiones de 50 minutos cada una, en las que las futuras madres ejercitan su capacidad aeróbica, mejoran su fuerza, elasticidad y equilibrio, reduciendo el riesgo de complicaciones durante el embarazo.

Las mujeres embarazadas de los municipios acogidos al plan y sus zonas básicas que quieran beneficiarse de él, solo deben comunicárselo a la matrona de su centro de salud y serán integradas a partir de la semana 28 de gestación.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate