Las Provincias

La Policía Local de Algemesí multa más como presión mientras negocia mejoras salariales

Agentes de la Policía Local de Algemesí durante una semana taurina. :: lp
Agentes de la Policía Local de Algemesí durante una semana taurina. :: lp
  • La alcaldesa critica la «mala praxis» de «algunos agentes» y recuerda que la ley les impide impulsar este año los aumentos pedidos

Un grupo de vecinos de Algemesí ha manifestado su malestar por la situación vivida al haber sido multados por la Policía Local. Las sanciones con respecto a las cifras habituales en la ciudad se habrían incrementado a lo largo de las últimas semanas, según explicaron algunos de los afectados a LAS PROVINCIAS. Este incremento de sanciones a cargo de los agentes de la Policía Local se produce en el contexto de unas negociaciones para conseguir mejoras laborales. Algunos agentes consultados por este periódico reconocieron que la medida tomada por algunos compañeros se llevaba a cabo como presión para conseguir que sus peticiones ante el Ayuntamiento fructificaran.

La alcaldesa de la localidad, Marta Trenzano, recordó que hace menos de un mes mantuvieron un primer encuentro con representantes de los agentes en el que estos pusieron sobre la mesa varias cuestiones. En primer lugar se habló de la necesidad de que las horas extra se paguen de manera diferente según si se realizaban en jornada festiva o en un día laborable. Trenzano manifestó ayer que ésta le parecía una propuesta razonable y que consideraba que «no debe ser lo mismo hacer horas extra un lunes que el día de Navidad por ejemplo».

La otra de las cuestiones exigida por los agentes se refería al aumento de complementos como el específico y el de destino. Con respecto a esta petición, la máxima autoridad municipal recordó que la ley de estabilidad presupuestaria impide que se produzca un aumento superior al 1% de un presupuesto municipal al siguiente con respecto a este tipo de cuestiones.

Y añadió que este año han tenido que hacer frente a la creación de diferentes plazas como la de gestor deportivo o la de la biblioteca. «Por lo que les comenté, en esa primera reunión, que deberíamos aparcarlo y negociarlo de cara a la elaboración del siguiente presupuesto municipal», añadió Trenzano, quien afirmó que los participantes en esta primera reunión no parecieron salir muy convencidos de la misma.

La propia alcaldesa de la localidad, pocas jornadas después, pudo comprobar por la calle que se estaba produciendo un incremento en el número de sanciones por incorrecto estacionamiento. Trenzano recordó que, aunque siendo estricto, los vehículos estaban mal estacionados, se había alcanzado en la ciudad «una especie de pacto social no escrito» por el cual no se sancionaba a los vehículos mal aparcados siempre que estos no molestaran ni supusieran peligro alguno para la circulación.

La alcaldesa señaló que el estacionamiento en estos lugares se lleva produciendo desde hace años en un contexto en el que existe déficit de plazas de aparcamiento.

Trenzano también quiso manifestar que esta especie de 'huelga a la japonesa' traducida en el incremento de las multas sanciones «no la ha llevado a cabo toda la plantilla de la Policía Local, sino que ha sido sólo un grupo de 4, 5 ó 6 agentes». Añadió que conoce casos de familias con más de un vehículo que también ha sido sancionada por partida doble con cantidades que alcanzan los 400 euros.

En opinión de Trenzano, el comportamiento de estos agentes supone una «mala praxis» y el abuso de un puesto de trabajo como el de la Policía Local: «Es un comportamiento muy poco aceptable y muy poco ético» y se preguntó qué ocurriría si otros trabajadores municipales usaran su lugar como punto para presionar y conseguir por ejemplo mejoras salariales.

Tras este primer encuentro, siguió explicando la máxima autoridad municipal, el pasado martes tuvo lugar otra reunión en la que, además de agentes, acudieron representantes sindicales. «Y en ella se les insistió a los agentes que, por una cuestión legal, no se podía atender sus reivindicaciones en cuanto a los complementos, no así en cuanto a las horas extra que, insisto, me pareció una petición razonable». De este modo, y tras este encuentro, la cantidad de multas emitidas en la ciudad, señaló Trenzano, se ha reducido de manera considerable.

Esta situación ha generado malestar entre los vecinos, algunos de los cuales han creado un grupo de afectados en una conocida red social y tienen previsto acercarse al mediodía de hoy hasta el ayuntamiento para explicarle a la alcaldesa lo ocurrido: «Les recibiré y les diré lo mismo que estoy manifestando. Que ésta no es una cuestión que haya partido del equipo de gobierno». Precisamente otros miembros del gobierno local han respondido a las quejas de vecinos afectados criticando la medida e insistiendo en que ellos no han tenido nada que ver.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate