Las Provincias

Alzira, Algemesí y Carlet inician la fiesta fallera

Las falleras mayores de Alzira ya tienen la llave de la ciudad. Alzira ya ha dado la bienvenida a las fiestas falleras con la Crida que tuvo lugar el sábado en la plaza del Carbó. Un espectáculo de luz, color y música sirvió para reunir al colectivo fallero de la ciudad con las falleras mayores de Alzira a la cabeza.:: agustín
Las falleras mayores de Alzira ya tienen la llave de la ciudad. Alzira ya ha dado la bienvenida a las fiestas falleras con la Crida que tuvo lugar el sábado en la plaza del Carbó. Un espectáculo de luz, color y música sirvió para reunir al colectivo fallero de la ciudad con las falleras mayores de Alzira a la cabeza.:: agustín
  • Cabalgata en Almussafes con las fallas Mig Camí, La Torre y La Primitiva

Este fin de semana han sido otros dos los municipios que con la tradicional Crida han dado la bienvenida a las fiestas fallares. Se trata de Alzira y Algemesí.

Una vez más, las falleras mayores de Alzira, Lidia Enguix y Valeria Oliver, invitaban a todos los vecinos y visitantes, desde el balcón de la Casa Consistorial, a disfrutar de todos los actos programados para este año en el que, además, se celebra, por primera vez, que Las Fallas son Patrimonio Inmaterial de la Humanidad.

Previamente, las falleras, junto con sus respectivas cortes de honor y los representantes de todas las comisiones falleras de la ciudad, asistían a una función religiosa celebrada en recuerdo de los falleros fallecidos y que tenía lugar en capilla del Hogar de Ancianos Teresa Jornet.

Por su parte, Belén Girbés y Addaya Muñoz, falleras mayor e infantil, respectivamente, de Algemesí, hacían lo propio ante sus vecinos. La Plaza Mayor de la localidad acogía a centenares de falleros para vivir el acto oficial del inicio de las fiestas.

La proyección de un vídeo que une a los dos patrimonios de la ciudad, es decir, las Festes de la Mare de Déu de la Salut y las Fallas, servía para iniciar el ritual de un acto que ha cobrado intensidad con los parlamentos de las falleras mayores, que hacían hincapié en que comienzan «unos días especiales en los que se abrirán los casales», animando a todos «a dejarse llenar del espíritu de la fiesta». Tras la Crida se procedía a la inauguración de la exposición de ninot, ubicada en el claustro del Museo de la Festa.

En Carlet, su fallera mayor 2017, Vicky Bernal, estuvo acompañada en este momento tan importante para toda representante de la fiesta valenciana, de los máximos representantes de las comisiones falleras junto con el presidente de la Juan Local, Vicente Pueblas, y la alcaldesa, Mª Josep Ortega. Bernal, convidaba a los carletins a vivir las fiestas y recordar que el mundo fallero invada la ciudad por los cuatros costados, puesto que son numerosos los actos organizados por las comisiones. Tras su parlamento, la alcaldesa de Carlet hacía entrega de la llave de la ciudad al mundo fallero y posteriormente, como es costumbre, tomaron la palabra las falleras mayores de las siete comisiones falleras de la localidad, quienes se dirigieron al público congregado para invitar a vivir la fiesta «con respeto, pluralidad y hermandad» y a los falleros más pequeños a demostrar a los mayores que las fallas son «una gran escuela de convivencia». El acto finalizaba con un castillo de fuegos artificiales y una ofrenda de flores a la Virgen de los Desamparados en la iglesia de la Asunción de Nuestra Señora.

Almussafes, dónde ya se vivía una semana antes el acto de la Crida, las falleras mayores disfrutaron de la mascletà desde el balcón del Ayuntamiento de Valencia. Dalya Ríos, Isabel Moreno y Maica Torromé, las falleras mayores de las comisiones Mig Camí, La torre y Primitiva, vivieron una jornada muy especial, acompañadas por el alcalde, Toni González.

Previamente, el sábado, protagonizaban la tradicional cabalgata fallera que discurría con las calles del núcleo urbano de Almussafes, de la que pudieron disfrutar centenares de vecinos. Los falleros de las tres comisiones sorprendieron a los vecinos con sus interesantes disfraces y el desfile estuvo amenizado por los clavarios del municipio, con la participación de ratones, bolos y mariachis.