Las Provincias

Un guardia civil auxilia a cinco personas en un accidente

Imagen del accidente en el que intervino el agente de Càrcer. :: lp
Imagen del accidente en el que intervino el agente de Càrcer. :: lp
  • El agente, que trabaja en Càrcer, ha atendido en los últimos meses a varias víctimas en la autovía A-35 de camino o regreso a su domicilio

Un guardia civil del puesto de Càrcer fuera de servicio ha auxiliado a cinco personas cuando circulaba en la población de Almansa por la autovía A-35 iniciando el límite con la provincia de Albacete. El agente se encontró dos vehículos, uno en arcén de la carretera y otro en la mediana de la misma con ocupantes en su interior tras sufrir un accidente.

En el primer vehículo que se encontraba en arcén, había dos ocupantes una mujer y su bebé de pocos meses, en el segundo vehículo había tres ocupantes, una mujer con sus dos hijos, uno mayor de edad que era el que conducía y el segundo minusválido

Los hechos se produjeron a las 14.40 horas del pasado 13 de febrero, cuando el agente se desplazaba a la localidad de Almansa y observó a dos turismos que habían colisionado y se encontraban uno en el arcén y el segundo había chocado contra la mediana de la A-35 al inicio del limite con la provincia de Albacete.

El agente estacionó su vehículo y procedió a ayudar a los heridos que se encontraban en los coches siniestrados. Además, el estado de la carretera era peligroso por el granizo y el hielo que había en ese momento.

Inmediatamente se avisó al servicio de urgencias, COTA el Puesto de Almansa, extrayendo a los heridos de sus turismos sin tener que lamentar heridos graves. Tres de los heridos fueron trasladados en ambulancia al hospital de la población de Almansa y los otros dos trasladados por el agente en su vehículo particular también a este centro sanitario.

Gracias a la determinación con la que actuó el agente y unos militares que circulaban por la autovía realizando maniobras, se pudo auxiliar a estas personas y evitar consecuencias mayores dado que se encontraban muy nerviosas en el interior del los vehículos sin saber muy bien que hacer.

Este guardia civil del puesto de Càrcer ya ha tenido que actuar en otros dos accidentes en la A-35, de camino o regreso a su casa, en los últimos meses. Accidentes graves en los que ha auxiliado a las víctimas que se encontraban atrapadas en los vehículos y señalizó los siniestros para evitar otros.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate