Las Provincias

Alberic cuantifica en 1,2 millones de euros los daños producidos por el temporal

Un campo inundado en el término de Alberic. :: lp
Un campo inundado en el término de Alberic. :: lp
  • El desbordamiento del río Júcar ha provocado importantes pérdidas en la zona agrícola además de daños en caminos rurales del término

Los municipios de la Ribera han tenido que realizar diferentes evaluaciones para cuantificar los daños por el temporal de lluvias del mes de diciembre. Uno de los más afectados, sobre todo, por el desbordamiento del río Júcar fue el término de Alberic.

Tras las exhaustivas evaluaciones elaboradas por los técnicos del Ayuntamiento, el resumen de costes asciende a 1.237.931 euros, con 637.000 euros en daños en el término municipal y alrededor de 600.000 euros en el perjuicio en cultivos por la pérdida de producción y la inversión en materiales fitosanitarios.

La confluencia de los ríos Albaida y Júcar provocó una alarmante crecida del cauce a su paso por Alberic, siendo una de las dos localidades valencianas (junto con Ontinyent donde se salió el Clariano) donde el río se desbordó e inundó buena parte del término. Las consecuencias directas fueron graves, con desperfectos en infraestructuras viarias como caminos públicos, caminos de accesos a fincas agrícolas, pasos a nivel de caminos con barrancos y rieras y también inundaciones en pasos inferiores en el casco urbano.

Además hubo caídas de arbolado en zonas verdes, pérdida de producción en fincas agrarias debido a la imposibilidad de recogida de la fruta y al sobrecoste en productos fitosanitarios sobre el arbolado debido a la permanencia del agua y el fango durante más de una semana en los cultivos.

Cabe recordar que en Alberic se registraron 384 litros por metro cuadrado en dos meses, siendo los días 5 y 18 de diciembre, con 84 litros por metro cuadrado cada uno, las jornadas más lluviosas. Además, el régimen de vientos de los días 17 y 18 de diciembre, con ráfagas superiores a los 50 kilómetros por hora, y el 19 de diciembre, con 69 kilómetros por hora, agravaron los daños en el término. Una concatenación de fenómenos meteorológicos adversos que provocaron multitud de desperfectos y daños valorados en más de un millón de euros. Por este motivo, el Ayuntamiento de Alberic quiere acogerse al plan de ayudas anunciado por el Consell de la Generalitat Valenciana el pasado 23 de diciembre de 2016 para paliar los daños producidos por el temporal.

La zona más afectada en el término alberiquense son los polígonos 9, 10, 11 y 12 al encontrarse junto a la ribera del río Júcar. La salida de las aguas del cauce provocó inundaciones en las parcelas y caminos colindantes, dejando restos de cañas o árboles pero sobre todo lodos y tierras en los caminos. Todo ello causó numerosos baches y corrimientos de tierra que afectaron los asfaltados del término rural, frecuentados diariamente por decenas de agricultores.

«Las administraciones superiores deben ayudarnos a paliar los daños provocados por un temporal histórico. La situación de la agricultura valenciana es desastrosa y los labradores deben sentir el calor de las instituciones cuando además se ven asolados por unas condiciones climatológicas tan adversas. Alberic padeció el desbordamiento del río y la inundación de buena parte del término, lo que agravó los daños. No podemos hacer otra cosa que pedir ayuda porque el desastre sobrepasa las posibilidades del ayuntamiento y los agricultores necesitan apoyo para volver a la normalidad», explica el alcalde de Alberic, Toño Carratalá.

Daños en infraestructuras

Pero los daños no sólo han afectado a la zona agrícola del término. Los técnicos municipales también han registrado daños en los colegios públicos Rafael Comenge y El Convent. En los dos casos la caída de pinos por el efecto del viento causaron daños en vallas de cerramiento metálicas de perfiles de acero y mallas electro soldadas así como en muretes de bloques de hormigón.

Otros daños importantes también se produjeron en el puente sobre el río Verde que divide los términos municipales de Alberic y Massalavés, que llegó a ceder por un corrimiento de la cimentación por la fuerza de las aguas. Sólo en trabajos de limpieza los técnicos del ayuntamiento ya estiman una valoración de 400.000 euros en gastos, con añadidura después de asfaltados y reposición de desperfectos para el normal funcionamiento de la vida de los agricultores y demás vecinos. Y es que desde el primer momento se tuvo que actuar en las zonas más afectadas para recuperar la normalidad.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate