Las Provincias

Cullera registra el mejor trimestre de compra de casas

El mercado inmobiliario de Cullera se recupera en 2016. :: f. garcía
El mercado inmobiliario de Cullera se recupera en 2016. :: f. garcía
  • Las 159 viviendas adquiridas durante la primavera es la mejor cifra conseguida desde el inicio de la crisis y la mayor desde 2006

El sector inmobiliario de Cullera confirma su recuperación al mantenerse la tendencia alcista en la venta de viviendas durante este año. En el segundo trimestre de 2016 se vendieron un total de 159 inmuebles en la ciudad costera, según los datos provisionales del Ministerio de Fomento.

Y, según explica Antonio Giraldos, gerente de Vive Soluciones Inmobiliarias, esta cifra tiene más importancia de lo que parece porque es la mayor registrada en un trimestre desde el crack del sector inmobiliario. Es decir, nunca se habían vendido tantas viviendas durante un trimestre desde el inicio de la crisis económica. Un dato aún más positivo si se tiene en cuenta que hay que remontarse a 2006 para encontrar una cifra superior.

En el segundo trimestre de 2006 se vendieron 304 viviendas, pero luego las cifras cayeron en picado y en 2007 las ventas en ese periodo de tiempo bajaron a 146 viviendas, años previos al inicio de la crisis del sector.

Según los expertos, la actual tendencia positiva ya se veía venir porque, durante el primer trimestre del año, se vendieron 84 viviendas; la misma cifra que en 2015 y la mayor para ese periodo de tiempo desde 2008. De hecho, «desde mediados de 2015 el mercado inmobiliario ha iniciado una clara recuperación», remarca Giraldos.

También cabe decir que la mayor parte de las ventas corresponden a viviendas de segunda mano, ya que prácticamente en los últimos años no hay obra nueva.

Aunque la compraventa de viviendas se recupera, los precios siguen siendo mucho más bajos que los que había hace años, un aspecto que hace que las ventas se estén incrementando. En concreto, Antonio Giraldos calcula que son entre un 50% y un 60% inferiores a los de 2007. Así, si hace nueve años un apartamento en la primera línea de la playa de Cullera, con dos habitaciones y piscina costaba alrededor de 300.000 euros; ahora su precio ronda los 150.000 euros.

Además, la mayoría de viviendas que se venden en Cullera son para uso turístico, es decir, para ser utilizadas como segunda residencia por parte de los vecinos procedentes del interior de la comarca de la Ribera, ya que es el perfil más habitual de compradores.

Una tendencia que se ha notado en los últimos tiempos, y derivada de la crisis, es que ya no es suficiente con colgar un cartel en la fachada para vender una vivienda, las inmobiliarias deben recurrir a múltiples técnicas como los planes de marketing y el home staging (decoración) para vender los inmuebles ya que la oferta es muy amplia para los compradores.