Las Provincias

Cullera prueba un novedoso sistema para erradicar plagas que evita la pulverización

Proceso de tratamiento contra las plagas que están efectuando en Cullera. :: lp
Proceso de tratamiento contra las plagas que están efectuando en Cullera. :: lp
  • La inyección de una sustancia en el tronco que pasa a los vasos leñosos de la planta hace que mueran al alimentarse de la misma

El Ayuntamiento de Cullera prueba estos días un novedoso tratamiento de plagas que, entre otros aspectos, evita la pulverización de las plantas. Se trata de la denominada endoterapia vegetal, un método alternativo fitosanitario que se caracteriza por su bajo impacto ambiental.

El sistema consiste en la inyección de una sustancia en el tronco o de un producto fitosanitario que pasa a los vasos leñosos de la planta, circula por ellos y al alimentarse la plaga del árbol ésta muere. Cada plaga requiere de un producto diferente, pero el método es el mismo para todo el arbolado. La Concejalía de Medio Ambiente, en colaboración con las áreas de Agricultura y Parques y Jardines, ha elegido inicialmente la endoterapia vegetal para luchar contra la procesionaria.

El edil de Medio Ambiente, Hugo Font, ha explicado que Cullera es uno de los municipios pioneros en la aplicación de esta novedad y ha defendido que el objetivo es evitar la utilización indiscriminada de productos químicos y cancerígenos.

Font ha indicado que se dará preferencia al tratamiento de la procesionaria y ha añadido que en futuro se valorará la posibilidad de aplicarlo en parques y jardines contra la cochinilla y el pulgón.

El producto fitosanitario que se aplica es biológico. También se emplea un componente químico a modo de coadyuvante, que se inocula junto con el fitosanitario, el cual ayuda a la absorción celular del producto. Desde Medio Ambiente se ha adquirido el aplicador y las dosis para el tratamiento de la procesionaria en medio natural y espacios naturales transitados. De hecho, en los últimos días se formado a los trabajadores del Consell Agrari y de Parques y Jardines para introducir progresivamente esta nueva metodología en el sistema de trabajo del consistorio. Desde hoy mismo ya está aplicándose para evitar la proliferación de la procesionaria.

Las ventajas son múltiples. Por un lado, supone una comodidad para los vecinos, puesto que al ser un método menos intrusivo que los de aplicación aérea permite evitar el cierre de las zonas de desinsentación al paso de los transeúntes.

Además, obtiene una mayor eficacia sobre el árbol. Al ser de aplicación directa, llega por capilarización a todas las partes del pino de una forma homogénea. Por otra parte, se reduce sustancialmente el impacto medioambiental y aumenta la sostenibilidad. Como no se emplea la aplicación aérea o pulverización no se emiten productos químicos al entorno. Finalmente, el espacio de tiempo para la desinfección es mucho menor.

Este pionero método es el que actualmente se está aplicando en toda Europa por su sencillez y facilidad de aplicación a las áreas urbanas, parques y jardines. Se hace a través de una solución acuosa con el insecticida a través de unos tubos de inserción que mediante presión introducen el líquido en los capilares del árbol para su distribución homogénea. El proceso varía en función del tamaño del pino y normalmente dura entre dos horas y media y tres.