Las Provincias

Puig defiende la estructura comarcal de la Comunitat y el apoyo a los ayuntamientos

Inauguración de las jornadas internacionales de mancomunidades. :: a. t.
Inauguración de las jornadas internacionales de mancomunidades. :: a. t.
  • Alzira acoge el encuentro internacional de mancomunidades para intercambiar experiencias y definir el futuro de estas entidades

Representantes de decenas de mancomunidades, tanto nacionales como internacionales, se reúnen durante estos días en Alzira con motivo de unas jornadas organizadas por la Mancomunitat de la Ribera Alta.

El objetivo de este encuentro es intercambiar experiencias entre las diferentes entidades para conseguir prestar un mejor servicio a los municipios y conocer el trabajo que se realiza también en otros países.

Un encuentro al que han asistido representantes de 25 países diferentes y que ha contado con el apoyo del presidente de la Generalitat, Ximo Puig, que ha asistido a la inauguración.

Puig ha destacado la importancia de estas entidades ya que «la estructura provincial no da respuesta a nuestra realidad, la Comunitat es más comarcal que provincial». En este sentido, Puig ha remarcado la puesta en marcha de la ley de comarcalización en el que se reconoce la labor de estas entidades. Además, también ha defendido el municipalismo. «El nivel fundamental son los ayuntamientos donde existe la máxima fiscalización y participación y por eso pondremos en marcha el fondo de cooperación», ha comentado el presidente de la Generalitat.

Desde la Mancomunitat de la Ribera Alta se ha subrayado el papel que tendrá la nueva ley para ellas. «Ha puesto luz porque reclamábamos que nos tuvieran en cuenta y que se definiera lo que es una mancomunidad, que es un aspecto territorial. El texto actual diferencia las mancomunidades pequeñas que tienen en común solo un aspecto de las generalistas que prestan todos los servicios que los ayuntamientos reclaman», ha explicado el presidente de la Ribera Alta, Txema Peláez.

Una de las novedades en la actual administración que también permitirán el crecimiento de estas entidades supracomarcales es la recepción de subvenciones de forma directa por parte de la Diputación. El presidente de la corporación provincial, Jorge Rodríguez, que también ha estado presente en la conferencia internacional de Alzira ha defendido la labor de las mancomunidades y por ello «por primera vez en la Diputación, existe un área de Comarcalización, que dirige la diputada y alcaldesa de Gandía Diana Morant, con el objetivo de mancomunar servicios».

La duplicidad en las administraciones y el papel de cada una de ellas es un debate que está encima de la mesa. En este sentido, Rodríguez ha señalado que «es difícil entender las competencias de cada administración, existen tramos de carretera con tres titularidades diferentes. Por este motivo, se debe reestudiar las competencias» de cada una de las administraciones.

A nivel comarcal, uno de los debates históricos ha sido la necesidad o no de unificar ambas comarcas, la Ribera Alta y Baixa, en una sola. Sobre este tema, el presidente de la Mancomunitat ha apuntado que en la Ribera «somos 47 municipios y la distancia entre unos y otros supone que no saldría a cuenta ir a hacer los trámites a la otra punta. Cada una de las mancomunidades podemos tener servicios básicos y colaborar conjuntamente en ámbitos que van más allá, como el turismo o el medio ambiente como ya se está haciendo con el Pater o Ribera Turisme», ha manifestado Txema Peláez.

En la inauguración de este encuentro internacional, el alcalde de Alzira, Diego Gómez, ha subrayado el trabajo realizado por la Mancomunitat durante estos 20 años lo que supone que «se hace crecer la comarca y por tanto hacer más grandes nuestros pueblos».

Durante tres días en la Casa de la Cultura de Alzira tendrán lugar las ponencias de diferentes técnicos sobre aspectos como el desarrollo local sostenible, experiencias innovadoras en las mancomunidades o la intermunicipalidad en Europa, África y América Latina. Diferentes puntos de vista sobre temas que se pueden aplicar a las mancomunidades de todo el mundo.