Las Provincias

Montroy consolida la Fira Valenciana de la Miel al cumplir su vigésimo aniversario

Uno de los expositores participantes en la edición del pasado año. :: lp
Uno de los expositores participantes en la edición del pasado año. :: lp
  • El comité organizador concede este año al fallecido alcalde de la localidad Antonio Polo la 'Abelleta d'or', que se entregará el domingo

La localidad ribereña de Montroy consolida su Fira Valenciana de la Miel, Fivamel, al cumplirse veinte años de su puesta en marcha y después de haber conseguido la declaración de Fiesta de Interés Turístico Local.

Así, la Plaza de España de la localidad acoge desde hoy y hasta el 13 de noviembre, la que también se conoce como 'la feria más dulce de la Comunitat Valenciana', la única que reúne al mayor número de expositores especializados en los productos de las abejas. Miel, polen, propóleos, jalea real, cera virgen, incluso el veneno de abeja en cosméticos pueden encontrarse, si bien continúa siendo el producto puro el que sigue concitando mayor adhesión entre los que gusta cuidar el cuerpo por dentro y por fuera.

En Fivamel, además, encontraremos caramelos, licores, dulces mielados, turrones, pasteles y un gran número de elementos decorativos elaborados con la cera virgen de las abejas.

La alcaldesa, Vanessa Baixauli, ha indicado que «Montroy es música, fiesta, vinos olorosos, aceite de oliva virgen, un término maravilloso y, sobre todo, la miel. El fruto de las abejas como buque insignia puesto que está delante y detrás de la economía de nuestro pueblo».

Baixauli ha apuntado que los montroyers «debemos sentirnos satisfechos por el camino trazado, pero no queremos detenernos y si la miel ha de ser uno de los motores económicos de nuestro pueblo, hacen falta ideas innovadoras, recursos de emprendedores, iniciativas comerciales para que puedan darle rendimiento al esfuerzo que hemos hecho desde el Ayuntamiento para conservar esta feria».

La alcaldesa ha recordado que este año se ha vuelto a convocar el concurso de mieles, «como punto de reunión para que los apicultores hablan de los temas que le afecten», además de charlas, catas de productos y exposiciones, en lo que será un amplio programa de actividades durante todo el fin de semana. La alcaldesa ha insistido en que «salvamos a las abejas, salvaremos el mundo».

El Ayuntamiento de Montroy fleta más de 30 autobuses para que todos los vecinos de los alrededores que deseen hacerlo puedan venir con su asociación.

Un apario en vivo con más de 60.000 abejas, una visita al Museo Valenciano de la Miel o participar en una cata de mieles, puede ser un buen plan para la mañana del sábado. Para los profesionales de la apicultura, resultarà especialmente interesante la charla sobre fraudes y sucedáneos ofrecida por la Veterinaria SSTT-COAG, Iria Costela, en el salón de sesiones del ayuntamiento. Los responsables de la Cooperativa APIADS-Melazahar, por su parte, presentan durante el viernes y el sábado por la mañana una exposición titulada 'Importancia de las abejas y la apicultura'.

El Museo Valenciano de la Miel también ha querido sumarse a la efemérides que celebra los veinte años de feria con una exposición monográfica titulada 'XX anys volant', donde se recogen todos los carteles de la feria, así como anécdotas que jalonan todas y cada una de las celebraciones que se han venido desarrollando en estos cuatro lustros.

Finalmente, el domingo tendrá lugar el prestigioso Concurso Nacional de Mieles, con una participación elevada de apicultores y empresas que aportan sus mejores muestras en romero, azahar y milflores. A término del mismo, se concederá la abelleta d'or, el máximo galardón que concede la feria, a la figura del que fuera alcalde de la localidad, Antonio Polo, fallecido este mismo año.