Las Provincias

Fallece Vicente Sanz, primer teniente alcalde de Llombai en la década de los 70

Fallece Vicente Sanz, primer teniente alcalde de Llombai en la década de los 70
  • El finado valenciano fue también comercializador de uva y exportador de cítricos

El pasado jueves, el conocido llombaíno Vicente Sanz Noverques, fallecido a los 86 años, recibió el postrer adiós de su pueblo natal y de los numerosos amigos que asistieron al sepelio, procedentes de todo el Marquesat, Valencia y diferentes puntos de la Comunitat, registrándose una gran manifestación de duelo.

El finado era una de esas personas que parecen haber nacido para servir a la sociedad. Desde muy joven ocupó puestos de responsabilidad en distintas áreas de la administración pública y entidades locales. En la década de los setenta formó parte del Consistorio municipal como primer teniente de alcalde, cargo que desempeñaba cuando en 1975 tuvo lugar la coronación histórica de la Virgen del Rosario, patrona canónica del municipio borgiano. También fue vocal del Cabildo Sindical, órgano ejecutivo de la entonces Hermandad de Labradores y Ganaderos.

Entre 1962 y 1976 ejerció la presidencia de la Sociedad de Cazadores, creando el concurso anual de tiro de pichón para el Marquesat, del que él mismo resultó campeón varias veces. Ya durante su etapa en el Ejército, como soldado del Regimiento de Infantería Vizcaya Número 21, de guarnición en Alcoi, en 1952 se había proclamado vencedor en los Campeonatos Deportivo-Militares.

Durante doce años, entre 1981 y 1993, estuvo al frente del juzgado de Paz de Llombai, con enorme dedicación y acierto, siendo popularmente conocido como ‘el Jutge’.

Miembro fundador y presidente del Club de Galotxa, en los años ochenta propició el ascenso del equipo local a la máxima categoría regional, de la que fue líder varias temporadas.

En el aspecto profesional, Vicente Sanz alternó dos ocupaciones diferentes pero relacionadas entre sí: la agricultura y el comercio de exportación. Como labrador y experto fruticultor merece subrayarse su preocupación por trasladar al campo los conocimientos de la ciencia agronómica, llegando a dar charlas sobre las prácticas e innovaciones agrarias en el Club Literario de Llombai, del que asímismo fue cofundador. Dedicado durante años al comercio de la uva (hasta los ochenta el Marquesat fue una de las principales zonas ‘raimeras’ de la provincia), en mayo de 1992 puso en marcha la empresa de exportación de cítricos Frutas Sanz, cuya dirección compartía con sus hijos Vicente y Octavio ( fallecido en 2007), generadora de numerosos puestos de trabajo.

Como amigo y colaborador suyo en determinadas facetas de la vida local, enviamos nuestro sentido pésame a su viuda, María Forés Sena, hijo Vicente y esposa Inmaculada, hija política Rosa, nietos Gabriel, Belén y José Octavio, y demás familiares. ¡In memoriam!

Temas