Las Provincias

El PSPV cree que no hay condiciones para negociar con Més Algemesí

  • Afirma que si hay mucha insistencia, deberían retractarse de sus manifestaciones, que consideran prepotentes, contra el gobierno local

La asamblea del PSPV de Algemesí acordó en un encuentro celebrado en la tarde del lunes que, en la actualidad, no se dan las condiciones para negociar una posible incorporación al equipo de gobierno municipal de Més Algemesí después de que esta formación realizara una oferta de diálogo.

La alcaldesa socialista de la ciudad, Marta Trenzano, en declaraciones a LAS PROVINCIAS, destacó que el pensamiento común entre los militantes del PSPV es que existe «malestar» por las formas usadas desde Més Algemesí: «No estamos hablando de la crítica política por algún tema concreto, que siempre puede ser, se acepta y cuando se detecta algún error, se rectifica. Estamos hablando de las exageraciones y medias verdades que están manifestando y de la cierta prepotencia y el sentirse superior» por parte de la formación que lidera Josep Bermúdez con respecto a cómo está funcionando el gobierno municipal que componen PSPV y EU.

En el caso, continuó explicando Trenzano, de que hubiera mucha insistencia por parte de Més Algemesí para negociar, esta formación debería cumplir dos condiciones por parte de esta formación.

En primer lugar, «deberían retractarse de todo lo que han dicho sobre que no hemos hecho nada, que somos un gobierno inoperante... ¿Que siempre se pueden hacer mejor las cosas? Por supuesto, pero hay cuestiones que directamente no son ciertas».

Además, en el caso de que se produjeran estas negociaciones, que ahora no parecen nada próximas, el resultado de las mismas debería ratificarse de nuevo en una asamblea de militantes.

A los militantes socialistas tampoco les gustaron algunas de las cuestiones propuestas por Més Algemesí como que la vicealcaldía, «que es algo que no existe», matizó Trenzano, tuviera que ir a Josep Bermúdez o que se diera la posibilidad de compartir la firma.

La asamblea socialista sí deja abierta la posibilidad de que se negocien los próximos presupuestos municipales.

Pero en el caso de que no hubiera respuesta positiva por parte de la oposición, Trenzano recordó que se prorrogarían los actuales: «Esto supondría que cuestiones como la educación o el fomento del empleo quedarían igual, por lo que nos daríamos por satisfechos, mientras que las inversiones, que sería lo que cambiaría de unas cuentas a otras, las deberíamos ir llevando poco a poco al pleno. Burocráticamente sería más complicado», reconoció la alcaldesa socialista.

Trenzano rechazó «el escenario de caos» pintado desde Més Algemesí y recordó que, aún estando el gobierno municipal en minoría, «hemos trabajado en condiciones muy adversas y hemos sacado adelante cosas como la gratuidad de los libros de texto pese a lo mal que funciona la Conselleria de Educación».

En la jornada de ayer estaba previsto que Esquerra Unida celebrara a su vez una asamblea sobre Més Algemesí de la que, previsiblemente, saldría un discurso similar al de los socialistas, según fuentes cercanas a esta formación.