Las Provincias

El paro baja en más de 2.700 personas en la comarca pero con un 90% de temporalidad

El trabajo en el campo ha generado el descenso del paro. :: pau bellido
El trabajo en el campo ha generado el descenso del paro. :: pau bellido
  • Siete de cada diez nuevos contratos son en el sector agrícola y almacenes y la parcialidad sigue aumentando

El mes de octubre se ha cerrado con un descenso generalizado del desempleo en la Ribera. 2.774 personas menos inscritas en las listas del Servef con respecto al mes anterior, esto supone casi un 11% menos.

Con este descenso la comarca cuenta ahora con 22.468 parados de los que 15.931 pertenecen a la Ribera Alta y 6.537 a la Ribera Baixa. En comparación con los datos del año pasado, también se refleja la mejora ya que el descenso de la tasa anual es del 12,32%.

El mes de octubre es un mes bueno en la comarca ya que es el inicio de la campaña citrícola y suelen aumentar las contrataciones ya que este sector esencial en la economía de la Ribera. Y es que más del 70% de los contratos que se han registrado en el pasado mes son del sector agrario y de almacenes de cítricos, frutas y hortalizas. Sólo en la Ribera Alta entre agricultura e industria se ha registrado una bajada del paro de 806 personas.

Sin embargo, pese a estos datos positivos estas variaciones en el paro muestran la estacionalidad del mercado de trabajo lo que también redunda en un gran porcentaje de temporalidad.

«El porcentaje de contratos indefinidos es ínfimo. En la Ribera solo 1 de cada 10 contratos es indefinido lo que supone que de los 15.600 aproximadamente que existen en estos momentos solo unos 1.500 son indefinidos», explica el secretario intercomarcal de UGT, Raül Roselló.

Otra de las características del mercado laboral actual es la parcialidad involuntaria. Según los datos de este trimestre la tasa se sitúa en 61,3% de trabajos parciales. «La creación de empleo y la temporalidad van de la mano, en los momentos en los que se genera empleo es estacional y precario», resalta Roselló.

A pesar del descenso general del paro en los últimos meses, las comarcas centrales todavía se encuentran muy lejos de los niveles anteriores a la crisis. Además todos estos años de crecimiento de desempleo han provocado situaciones muy graves en ciertos sectores de la población.

«En la Ribera, de los 22.400 parados casi la mitad son de larga duración que tienen pocas esperanzas de encontrar trabajo ya que se ha creado una dinámica en la que son siempre las mismas personas las que entran y salen del mercado laboral. Muchos de los parados de larga duración se encuentran excluidos, personas mayores de 50 años o con perfiles laborales muy concretos son los más perjudicados», resalta el secretario intercomarcal de UGT.

Una situación que se repite en la mayoría de comarcas. En cuanto a los datos de paro de la Costera el descenso ha sido de 337 personas y el total de la comarca se sitúa en 6.717. La Vall d'Albaida cerró el mes de octubre con 7.267 parados, 286 menos que el mes anterior, mientras que en la Canal de Navarrés han sido 38 las personas que han encontrado trabajo.

Por municipios, lidera el descenso en las principales ciudades Alzira donde el desempleo ha bajado en 304 personas y la ciudad se encuentra con 4.010 parados actualmente. Almussafes ha sido otro de los municipios con una importante rebaja del para con 101 desempleados menos lo que sitúa su tasa en un 7,7%.

Políticas activas

Desde los sindicatos solicitan un plan de choque para acabar con la situación de precariedad en el mercado laboral actual. «Es necesario más recursos para contratación pública intensos que incentiven la contratación directa y que se proteja a las personas teniendo como objetivo la creación de empleo de calidad y con derechos», señalan desde UGT.

La falta de inversión es una idea en la que también inciden desde CC.OO. «Es necesario inversiones productivas tanto públicas como privadas que tengan capacidad de creación de nuevos puestos de trabajo», apuntan desde CC.OO.

Precisamente, este sindicato ha analizado la inversión realizada por la Conselleria de Economía en la Ribera en tres programas de creación de empleo. Emcorp tendrá una inversión de 545.000 euros y beneficiará a 42 municipios, el programa Ecorjv con 600.000 euros creará empleo en 31 municipios y el Emcold favorecerá a otros 8.

«Esta inversión es positiva pero insuficiente», comentan aunque recuerdan que se ha mejorada al ampliar los contratos a 3 meses y 30 horas semanales.