Las Provincias

Un millar de motoristas participan en el X Motor Show de Almussafes

  • Doscientos vehículos clásicos y americanos se suman a la que ha sido la reunión motera más masiva de toda su historia

La décima edición del Motor Show almussafes no ha defraudado y ha cumplido ampliamente con las expectativas fijadas por la organización. La fiesta del décimo aniversario de esta reunión motera, organizada por la Falla Primitiva, ha reunido a un millar de participantes de toda la Comunidad Valenciana, con vehículos de dos ruedas de todos los tipos, cilindradas y épocas. Asimismo, se dieron cita más de 200 coches clásicos y americanos, que participaron en el tradicional desfile por las calles del municipio, enmarcado en la agenda de actividades de la jornada.

A los 1.200 participantes se le sumaron cientos de vecinos, entre ellos el propio alcalde, Toni González, así como varios concejales de la corporación municipal.

El buen tiempo y el ambiente de hermandad que se vivió fueron los ingredientes para hacer de esta nueva cita motera en Almussafes todo un éxito y consolidándola como una de las citas más importantes en el calendario anual de concentraciones de toda la Comunidad.

Los actos se iniciaron con un almuerzo a los participantes, después de que los falleros de la comisión decana de la localidad les diera la bienvenida. El almuerzo serviría para coger fuerzas y realizar la tradicional vuelta por las calles. Cabe destacar que el participante más joven en el itinerario fue el niño de Almussafes Erik Jabalayas García, de tan sólo 4 años de edad.

Posteriormente, los vehículos de cuatro ruedas participantes, los dos centenares de coches, se exhibieron en la explanada del Centro Cultural, donde curiosos y visitantes pudieron fotografiarse con los mismos.

Como en las anteriores convocatorias, la concentración contó con música en directo, en esta ocasión de la mano de cuatro grupos valencianos. Concretamente fueron 'Cirugía Rock', 'Dulce Santos', 'Strak' y 'Los Sinvergüenzas'. Además, varios stands ofrecieron productos relacionados con el mundo del motor, para que pudieran adquirir aquello que necesitasen. Los actos se completaron con Jam Session, Pinups y juegos durante toda la tarde para los más pequeños.

La clausura estuvo protagonizada por una gran paella de Galbis que pudieron degustar todos los asistentes, gentileza del Ayuntamiento. La Falla Primitiva, organizadora del evento, agradecía públicamente la colaboración del consistorio y de las fuerzas de seguridad, tanto Policía Local como Protección Civil, con la entrega de placas conmemorativas.

La concentración tuvo como epicentro la explanada del Centro Cultural, la calle Ausiàs March, el parque del Polideportivo y la Ronda Antonio Ludeña y supuso también una jornada festiva dominical para los vecinos de la localidad.