Las Provincias

La escuela de Tabal i Dolçaina de Algemesí incorpora una nueva sala de ensayo

Nueva sala de ensayo en el edificio Jaume I. :: lp
Nueva sala de ensayo en el edificio Jaume I. :: lp

Los alumnos de la Escola Municipal de Tabal i Dolçaina de Algemesí (EMTID) ya disfrutan de una sala de ensayo totalmente adaptada a las necesidades de la escuela. Se trata de la primera actuación llevada a cabo por el Consistorio en el edificio conocido como Jaume I que alberga además la Escuela de Adultos, el teatro Jaume I, l'Espai Jove, la sede de Adisalge así como el espacio de reunión de asociaciones locales.

Esta primera actuación con un presupuesto de 200.000 euros ha permitido convertir el antiguo comedor escolar en una aula de ensayo situada en la primera planta del edificio, de unos 100 metros cuadrados, destinada no sólo a las necesidades de la EMTID sino también a otros grupos vinculados en la escuela que lo necesitan.

Esta gran sala que también incluye un almacén para instrumentos de gran volumen, está totalmente insonorizada y tiene un acceso individual desde la calle.

Pero, además, se ha habilitado un aula también en la planta baja que cuenta con todas las condiciones de accesibilidad y que permitirá a la escuela ampliar el horario de sus clases. Se trata de un aula pensada para impartir clases individuales.

Con esta modificación ha sido necesario reordenar la entrada en el edificio para dar acceso al despacho que habitualmente utiliza la asociación El Suret. Cómo también ha sido necesaria la renovación de la instalación eléctrica y de luz y la red horizontal de saneamiento.

Esta actuación ha constituido una sustancial mejora en el patio que habitualmente utilizan los miembros de la Asociación de Discapacitados de Algemesí, Adisalge. Las mejoras en el patio consisten en la instalación de juegos biosaludables y una nueva iluminación de bajo consumo tipo LED, también ha formado parte de esta actuación.

Desde el equipo de gobierno se considera que estas obras suponen una muestra del compromiso con la cultura que «se evidencia más si cabe en este caso, al tratarse de una escuela pionera en Valencia que juegue un papel imprescindible para formar dolçainers y tabaleters».