Las Provincias

Sueca aprueba pedir a Les Corts que se elimine la tasa por la estación de agua de Alzira

  • Todos los partidos apoyan reivindicar el principio de quien contamina paga y rechazan que los vecinos deban pagar

El pleno del Ayuntamiento de Sueca aprobó por unanimidad en su última sesión la propuesta de la Concejalía de Medio Ambiente de instar a los grupos parlamentarios del PSPV-PSOE, Compromís y Podemos, que juntos suman la mayoría en la cámara autonómica, a la modificación de la Ley de Tasas de la Generalitat. En concreto, se pide que se supriman de la tasa por la provisión en alta de agua potable desde la Estación de Tratamiento de Agua Potable de Alzira. Éste es un paso previo necesario para la retirada de la tasa de amortización de las infraestructuras.

Mediante un comunicado, Esquerra Unida (EUPV) de Sueca aplaude la declaración institucional hecha en la jornada del jueves por el pleno municipal de Sueca en el sentido de qué sea el Consell quien asuma los costes de las infraestructuras de la potabilizadora de Tous.

La formación de izquierdas recordó que ellos fueron los pioneros en la Ribera Baixa en reivindicarlo y exigir que aplicara el principio de qué «quién contamina, paga».

Los pueblos de la Ribera disponían de pozos de abastecimiento de agua de boca, en perfectas condiciones, libres de nitratos, pesticidas, herbicidas, que ahora han aparecido y seguirán apareciendo. Esta contaminación impide que se pueda suministrar esta agua. Desde EUPV consideran responsable a la Generalitat y sus conselleries porque en su momento no regularon adecuadamente el uso de estos abonos, herbicidas y pesticidas.

El anterior ejecutivo autónomo del Partido Popular (PP), recordó EU, «pretendía que fueran los usuarios finales quién durante 40 años satisfacieran los 25,5 millones de euros de los 60 millones gastados por el mismo Consell y la Unión Europea en el Plan de Abastecimiento de la Ribera.

El precio de amortización establece que los usuarios, vecinos de los trece municipios, tendrán que pagar 0,0833 euros por metro cúbico durante 40 años. Así, la administración autónoma, aplicando un interés del 4%, recuperaría 51,6 millones de euros de los 60 millones gastados.

«Si por omisión por parte del Consell, no ha habido regulaciones de uso de abonos y herbicidas, ¿por qué tenemos que pagar unas infraestructuras para recibir agua buena, si la Ribera siempre ha tenido el agua de calidad?», se preguntaba en la primavera del año 2015 Felip Hernandis, coordinador de EUPV de la Ribera Baixa y actual alcalde de Albalat de la Ribera. «Cuando se realiza una circunvalación en una población para mejorar el tránsito, que va en beneficio de todos, son los vecinos de esa población quien pagan el coste de la infraestructura?», observaba.

El secretario autonómico de Medio ambiente y Cambio Climático, Julià Álvaro, anunció el pasado verano que la consejería defenderá la supresión en el próximo año 2017 de la parte de amortización de la tasa que la Entidad Pública de Saneamiento de Aguas de Busot Residuales (EPSAR) cobra a los municipios de la Ribera conectados a la Estación de Tratamiento de Agua Potable (ETAP).