Las Provincias

Las bases de PSPV y EU decidirán si negocian la entrada de Més Algemesí en el gobierno

Componentes del equipo de gobierno y de Més Algemesí, durante un pleno. :: lp
Componentes del equipo de gobierno y de Més Algemesí, durante un pleno. :: lp
  • La alcaldesa socialista critica «las formas» del partido de Josep Bermúdez y recuerda que fue esta formación quien decidió no unirse

Los militantes de PSPV y Esquerra Unida de Algemesí se reunirán la próxima semana para decidir si se sientan a negociar la posible entrada de Més Algemesí en el gobierno municipal. Tras el primer encuentro a tres bandas que tuvo lugar el pasado viernes, las posturas no parecen cercanas.

La alcaldesa de la ciudad, la socialista Marta Trenzano, afirmó que, a modo de presentación, no le gustaron «las formas» usadas por Més Algemesí a la hora de realizar esta propuesta que pudiera acabar con un gobierno más sólido de 13 concejales frente a los nueve actuales. «Es muy legítimo, pero pide el que está necesitado y no me parece la mejor carta de presentación», señaló Trenzano.

Aunque la decisión sobre si mantenerse de la misma manera en que se está, con un gobierno en minoría, o se inician las conversaciones, no se tomará hasta la próxima semana, Trenzano avanzó que «las bases están dolidas» por el modo en que se expresa Més Algemesí. Añadió que aunque no se cierra ninguna puerta, ve complicado que por parte de Més Algemesí no se comprometan a cuestiones como la aprobación de los presupuestos y, a la vez, pidan incorporarse al equipo de gobierno.

Trenzano respondió que al mes de junio de 2015 «no se puede volver, porque no sería en ningún caso el punto cero. Llevamos un año y tres meses de trabajo y, aunque todo es mejorable, ya estamos en una parte intermedia de la legislatura».

La máxima autoridad municipal recordó que en la propuesta de Més Algemesí hay cuestiones que no les gustan como la creación de una vicealcaldía, «un término que no existe», para Més Algemesí y la delegación de firma o la posibilidad de que los tres componentes principales del equipo de gobierno puedan firmar decretos. Rechazó que les digan «cómo se tiene que organizar cada uno».

Asimismo, recordó que el pasado año «fueron los propios miembros de Més Algemesí los que decidieron no entrar en el gobierno. Los primeros doce días de negociaciones pactamos 115 medidas concretas. Los últimos dos o tres días íbamos a negociar la organización del equipo de trabajo, pero ellos no estaban cómodos y decidieron quedarse en la oposición».

De este modo, Trenzano concluyó tras señalar que expondrán a las bases toda la información con la que cuentan y éstas «dirán si nos facultan a negociar con ellos o nos dicen directamente que estamos bien así como estamos ahora».

En la jornada de ayer, desde Més Algemesí remitieron un comunicado en el que explicaron que, tras la reunión del pasado viernes, han hecho llegar tanto a PSPV como a EU un documento con una propuesta «meditada pero totalmente abierta a debate y modificación y surgida a partir de la reflexión de lo que ha sido el primer tercio de la legislatura». La propuesta, según Més Algemesí, «apuesta por asegurar una mayoría estable y sólida de gobierno. Se trata, por lo tanto, de iniciar una nueva dinámica de gobierno replanteándolo de nuevo».

En la nota de prensa insitieron en que lo mejor sería establecer «un 'triliderazgo' compartido, claramente visibilizado donde los dos tenientes de alcalde contarían con delegación de firma y posibilidad de elaborar decretos por delegación».

En opinión de Més Algemesí, «ahorrar dinero a cambio de restar eficacia política no es una buena solución y ese planteamiento tan simplista, adoptado a principio de la legislatura, nos ha llevado en gran parte a donde estamos».

Añadieron que las 115 propuestas aprobadas en su momento deberían ser «la ruta a seguir».

De este modo, consideran que Algemesí «necesita un gobierno fuerte, pero no sólo numéricamente hablando, sino un gobierno fuerte en ideas, iniciativas, en ilusiones y resultados. No entendemos las negociaciones, como tampoco entendimos las del inicio de legislatura, como un reparto de competencias o funciones, sino como un proceso sinergético. Y para crear sinergias habrá que dejar bien claro qué espera cada uno de esta situación. Las asambleas de PSPV y EU no pueden debatir en abtracto si es mejor, o no, enlazar un nuevo gobierno, sino que también tienen derecho a saber que entendemos nosotros para configurar un nuevo gobierno, cómo pensamos qué se puede hacer y para qué se puede hacer».