Las Provincias

Tensión entre el Ontinyent CF y el Ayuntamiento de la ciudad

  • El presidente presenta su dimisión por «el incumplimiento del acuerdo verbal» y el gobierno desmiente que no se haya satisfecho

Desde el pasado sábado, el Ontinyent CF se encuentra sin presidente ya que Luis Ortiz presentó su dimisión en la asamblea extraordinaria del club. Junto a él también se despidió del equipo el hasta entonces tesorero Enrique Montagud.

Una decisión tomada principalmente por el «incumplimiento del acuerdo verbal del convenio que se firmo con el alcalde Jorge Rodríguez», según han explicado los ya exdirectivos del club blanquinegro.

En agosto de 2016, el Ontinyent CF y el Ayuntamiento de Ontinyent firmaron un convenio por valor de 40.000 euros, lo que suponía 20.000 euros menos que en otras temporadas. Según los representantes del club, el alcalde de Ontinyent se comprometió a que estos 20.000 euros llegarían por una subvención de la Diputación antes de febrero. Un plazo que no se cumplió y se fue retrasando hasta octubre de este año.

«Ha habido una maniobra de distracción poniendo en medio a la Diputación de Valencia, un hecho del que en el acuerdo inicial nunca se habló», ha explicado el extesorero Enrique Montagud.

Por su parte, desde el gobierno de Ontinyent han manifestado que «nos ha defraudado y está siendo muy injusto con el alcalde que tanto les ha ayudado y con quien estuvo reunido hace una semana», e insisten en lanzar un mensaje de tranquilidad tanto a la afición como a la plantilla. Además, fuentes municipales señalan que el club recibirá las ayudas comprometidas y las obras de remodelación del césped artificial comenzarán como estaba previsto.

Sobre la subvención de la Diputación, han recordado que es para esta temporada y por eso siguen estando en plazo, además será una ayuda para todos los clubes valencianos de Tercera Divisón.

Ortiz ha hecho un balance positivo de sus cuatro años al frente del club ya que cuando comenzó se encontraba en una situación muy complicada con 1.100.000 euros de deuda que en estos años se ha reducido hasta 300.000 euros. Deportivamente, se han conseguido dos promociones de ascenso consecutivas. «Nos vamos con la única pena de no ver las obras del Clariano culminadas para tener un estadio a la altura de su historia», ha concluido.