Las Provincias

La Diputación desbloquea el proyecto de la variante de Alcàntera pendiente desde 2004

El diputado Seguí visita Alcàntera para informar sobre la variante. :: lp
El diputado Seguí visita Alcàntera para informar sobre la variante. :: lp
  • La circunvalación sacará el tráfico pesado de este municipio y también de Càrcer y Cotes, y Seguí se compromete a que no se paralizará

En materia de carreteras son muchos los proyectos que se encuentran pendientes desde hace décadas en la comarca de la Ribera, sobre todo, en lo que se refiere a variantes debido a su elevado coste. Proyectos que en muchos casos se iniciaron pero que por problemas económicos nunca comenzaron a ejecutarse.

Uno de estos casos es el que afecta a los municipios de la Vall de Càrcer. El diputado de Carreteras, Pablo Seguí, se ha reunido con los alcaldes de Alcàntera de Xúquer, Julio Aurelio García, y Càrcer, Josep Botella, para mostrarles el compromiso de la Diputación de Valencia de desbloquear el proyecto de construcción de la circunvalación de la CV-560, que permitirá sacar el tráfico pesado de ambos términos municipales.

Con dos industrias importantes en la zona, las travesías de Alcàntera de Xúquer y Càrcer presentan una intensidad media de tráfico de más de 5.500 vehículos al día, muchos de ellos camiones de gran tonelaje. Un tráfico que genera molestias a los vecinos de estos municipios de la Ribera Alta.

El primer edil de Alcàntera de Xúquer ha recordado que los vecinos de ambas localidades llevan años reivindicando una solución para esta situación, que sólo podía pasar por la construcción de un itinerario alternativo para la carretera propiedad de la Diputación.

«Llevamos muchos años luchando para que un proyecto que en principio se había iniciado en 2004, se llevará de verdad a término y hoy, 12 años después, es el día en el que podemos decir que se va a hacer», ha declarado Julio Aurelio García.

Acompañado por el Jefe del Servicio de Conservación y Explotación de Carreteras, Alfredo Muñoz, el diputado de Carreteras ha recordado que, aunque efectivamente el proyecto estaba en los planes de la Corporación provincial desde 2004, lo único que se había ejecutado hasta la fecha era un proyecto básico, que databa del año 2008.

Un documento que, sin embargo, tal como ha declarado el responsable de Carreteras, «no había sido pasado por las administraciones implicadas que tenían que dar su opinión y autorización, como la Confederación Hidrográfica del Júcar o la Dirección General de Patrimonio», por lo que se hacía imposible que se ejecutara cuando se anunció hace ya ocho años .

A pesar de ello, el proyecto sí está sirviendo como punto de partida a los técnicos del Área de Carreteras, que ya han comenzado a estudiar las diferentes alternativas a fin de encontrar aquella que ofrezca la mayor viabilidad técnica. «Hemos arrancado con mucha ilusión y vamos a realizar esta variante desde una postura seria, haciendo un estudio de las diferentes alternativas y, una vez demos con ese trazado idóneo, llevarlo a cabo con la firme determinación de que la variante de Alcàntera, Càrcer y Cotes vea la luz, después de 50 años de reivindicaciones», ha asegurado Seguí a los alcaldes.

Por su parte, el alcalde de Cárcer ha querido agradecer a la Diputación de Valencia que se haya tomado en serio esta reivindicación. «Tanto Pablo Seguí, como el presidente de la Diputación, Jorge Rodríguez, alcanzaron con nosotros el compromiso de retomar el proyecto y estamos viendo que por el momento están cumpliendo, así que confiamos en que en esta legislatura podamos empezar a verlo materializado, sino todo, sí al menos una parte», ha dicho Josep Botella.

En la reunión entre los alcaldes y los responsables del área de Carreteras de la Diputación también han estado presentes la alcaldesa de Cotes, Rosa Emilia Lorente, hasta cuyo casco urbano llega también la CV-560 aunque sin llegar a atravesarlo, y el presidente de la Mancomunitat de la Ribera Alta, Txema Peláez.

Y es que en la comarca el Área de Carreteras va a invertir este año más de 6.5 millones de euros: 5 millones que se destinarán a mejoras en la red de carreteras y 1,5 millones que se distribuirán entre los ayuntamientos para que ejecuten sus inversiones en el marco del Plan de Caminos y Viales.

En este sentido, una de las principales obras que realizará la Diputación en la Ribera Alta será en Gavarda donde invertirá 1,2 millones de euros en el acondicionamiento de la carretera CV-557 desde la A7 hasta el Pont de Ferro del municipio, mejorando así el trazado, sus intersecciones y la seguridad vial.