Las Provincias

La asamblea de Més Algemesí pide a su dirección que pugne por un gobierno conjunto

  • Las bases proponen que se vuelva al punto en que se estaba en junio de 2015 por considerar que hay una situación de «parálisis institucional»

Las bases de Més Algemesí han pedido a sus dirigentes que insistan para tratar de conformar un nuevo equipo de gobierno para salir de la «preocupante parálisis institucional» en la que se encuentra el Ayuntamiento, según su versión, con el gobierno de PSPV y EU. En concreto, en la asamblea abierta celebrada por Més Algemesí, se les pidió que se vuelva al 'punto cero' de junio de 2015 para negociar la entrada en el equipo de gobierno para la formación de un tripartito aunque con unas condiciones muy diferentes a las actuales.

De este modo, la propuesta a debatir que volverán a formular de nuevo, después de que no haya habido respuesta del gobierno municipal, recordaron, incluye una nueva organización en la que la socialista Marta Trenzano mantendría la alcaldía. La primera novedad vendría en que Josep Bermúdez, portavoz de Més Algemesí, sería vicealcalde mientras que EU asumiría la portavocía. Este modelo a debate incluiría la liberación de los cabezas de PSPV, Més Algemesí y EU y, aunque con matices, una cuarta persona que haría las veces de coordinador.

La segunda de las cuestiones que debería solucionar este nuevo gobierno es rebajar la tensión en la Policía Local, mientras que una tercera cuestión que se tendría que abordar sería la realización de un catálogo de puestos de trabajo para determinar la función que realiza cada persona. Asimismo, la negociación de un presupuesto «que se cumpla realmente» también estaría sobre la mesa.

Otros aspectos que consideran importantes desde Més Algemesí es la cuestión de la sostenibilidad y los carriles, la necesidad de acabar con la «política continuista cultural» y que se le dé un impulso a la administración electrónica y a la eficacia con la que se responde al ciudadano.

Josep Bermúdez manifestó que hay gente «más o menos afín, personas que se consideran progresistas, que nos piden que entremos para solucionar el caos».

A partir de ahora, y después de que le llegue la propuesta al actual equipo de gobierno, desde Més Algemesí consideran que esta cuestión debería resolverse antes de votar los presupuestos.

Bermúdez recordó en la asamblea que nunca se han negado a entrar en el equipo de gobierno, «sino a entrar en un gobierno donde no se den las condiciones adecuadas para impulsar el cambio en Algemesí. En 2015 fueron ellos los que pusieron unas líneas rojas para impedirnos la entrada. Por culpa de eso, hasta ahora, hemos tenido un gobierno del recambio».

El coordinador de Més Algemesí, Raül Sanxis, concluyó que el encargo que la asamblea les han trasmitido a ellos como dirigentes de la formación es hacer un cambio, «pero ese cambio sólo será posible si el actual equipo de gobierno acepta el reto de volver al punto cero. Ahora la pelota está en su tejado. Esperamos, por el bien de todos, que la recojan y jueguen bien la partida».