Las Provincias

Cullera limpia su litoral

Desechos extraídos del mar. :: lp
Desechos extraídos del mar. :: lp
  • El Club de Buceo llena cuatro embarcaciones con basura del fondo marino

Bolsas y botellas de plástico, latas, ropa e incluso baterías de coches y un sillón de oficina. Eso y un variado espectro de objetos y basura de todo tipo han retirado los 70 buzos y 36 voluntarios, entre ellos niños, que han participado el pasado fin de semana en la limpieza del fondo marino y el acantilado del faro de Cullera.

La actividad ha sido realizada por el Club de Buceo Delfín con la colaboración de las concejalías de Medio Ambiente y Deportes del Ayuntamiento de Cullera, en la que han participado buzos de diferentes partes del territorio español, como Madrid, Albacete o Bilbao y de toda la Comunidad Valenciana, coordinados por 30 miembros del club y con el apoyo de 8 embarcaciones y 3 motos acuáticas.

Los organizadores están satisfechos con el trabajo realizado, teniendo en cuenta que las condiciones submarinas, debido a las lluvias de los últimos días, eran desfavorables por la escasa visibilidad, siendo el año que más basura han extraído del fondo marino y del acantilado, alguna, según ha subrayado desde el Club, potencialmente contaminante. Cabe destacar, además, que esta actividad solían realizarla en el mes de abril y es la primera vez que la realizan tras el periodo estival, algo que consideran ha sido un acierto.

«La cantidad de basura retirada ha sido tremenda, llenando completamente una embarcación entera y parte de otras tres de apoyo», informan desde el club, apuntando que en esta semana la empresa encargada de la recogida de basura se encargará de su traslado al Ecoparc o al lugar correspondiente.

La actividad fue tramitada en Capitanía Marítima como un acto profesional, dada la elevada participación de buzos, pero aunque el coste hubiera sido de cerca de 20.000 euros, a título recreativo y de unos 40.700, si hubiera sido una actividad profesional, finalmente el presupuesto ha sido mucho menor, puesto que la participación de los buzos ha sido altruista y tan sólo se han pagado los desplazamientos.

El Club de Buceo Delfín hace una llamamiento a los ciudadanos y pide «una mayor concienciación medioambiental», puesto que están viendo cómo está desapareciendo la vida submarina en las zonas de mayor presión humana. Especialmente estacan la desaparición total de la clochina pequeña, que «es una parte indispensable de la cadena trófica y junto con la contaminación ambiental consideramos que ha generado la desaparición de alrededor del 75% de la vida submarina, motivos a los que hay que añadir la alta presión de pesca en la zona, en la que algunos pocos utilizan artes de pesca prohibidos que esquilman la fauna marina», aseguran.

El Club tiene en marcha otras dos iniciativas como son la protección del litoral turístico, incluyendo el acantilado del faro y la Peñeta del Moro y la creación de arrecifes artificiales para regenerarla.