Las Provincias

El 90% de las concesiones de transporte público de la comarca están caducadas

La consellera de Vivienda y Obras Públicas ha escuchado las peticiones de los alcaldes de la Ribera. :: a. t.
La consellera de Vivienda y Obras Públicas ha escuchado las peticiones de los alcaldes de la Ribera. :: a. t.
  • Se va a diseñar un nuevo mapa de autobuses para solucionar los problemas de movilidad ya que los municipios piden conexión con el Hospital

La mejora del transporte público en las comarcas de la Ribera siempre ha sido uno de los temas pendientes de la administración ya que son muchas las carencias que se arrastran desde hace años. Con el objetivo de mejorar este servicio, la consellera de Vivienda, Obras Públicas y Vertebración del territorio, María José Salvador, se ha reunido con los alcaldes de la Ribera Alta y la Baixa para conocer las necesidades en esta materia.

«Estamos trabajando en la planificación integral de los sistemas de transporte en la Comunitat, queremos poner las luces largas ante uno de los mayores retos a los que se enfrenta el gobierno valenciano porque tenemos la gran oportunidad de redefinir el nuevo mapa concesional, escuchando a los alcaldes y atendiendo la singularidad de las necesidades actuales de movilidad del territorio valenciano y así mejorar la calidad de vida de los ciudadanos», ha declarado la consellera.

Y es que la mayoría de concesiones de transporte público de viajeros por carretera, autobuses, está caducada. En el caso de la Ribera se trata de casi el 90%, es decir, 17 de las 19 totales que existen no se encuentran actualizadas. En el caso de la Comunitat son el 85% de las concesiones las que se encuentran caducadas.

«Algunas se encuentran prorrogadas y es difícil solucionar este problema por lo que decidimos planificar de nuevo realizando un mapa concesional para después poder licitar los contratos», ha explicado la consellera durante su encuentro en Alzira.

Uno de los principales problemas es que las líneas de autobuses que están funcionando en la comarca se crearon hace décadas por lo que no se atiende a las necesidades actuales. De esta forma, la principal petición de muchos de los alcaldes presentes en la reunión ha sido la necesidad de mejorar las conexiones de los municipios con el Hospital de la Ribera. Muchos pueblos no cuentan con transporte público hasta el centro sanitario y los que sí tienen línea de autobús, ésta suele tener una frecuencia mínima que no cubre las necesidades de los vecinos.

María José Salvador ha anunciado que en los próximos días se adjudicarán los contratos de asistencia técnica para la redacción del estudio sobre la reordenación del mapa concesional de transporte interurbano de viajeros para las provincias de Valencia y Castellón, al que seguirá el de la provincia de Alicante. De esta forma se comenzará a trabajar en crear un nuevo mapa de líneas de autobús que preste el servicio a los municipios que lo requieran.

Dentro de esta nueva planificación también se tendrá en cuenta la mejora de las comunicaciones por carretera entre la Ribera Alta y la Ribera Baixa, otra de las reivindicaciones históricas de la zona.

En este encuentro con los alcaldes de la comarca también se han tratado las carencias en la Línea 1 de FGV que conecta varios municipios de la Ribera Alta con Valencia. En este sentido, la consellera ha manifestado que «nuestra aspiración es mejorar las frecuencias en este servicio pero eso significa ampliar el personal y más dotación económica y ahora es difícil atender este incremento», ha comentado Salvador.

Una de las soluciones alternativas para los problemas de movilidad en la comarca ha sido propuesta por las mancomunidades y consistirá en ampliar las licencias de taxi a un ámbito supramunicipal.

«Se realizará una prestación conjunta de expedientes de taxi entre las dos Riberas para que puedan prestar servicio en todos los municipios», ha señalado el presidente de la Mancomunitat de la Ribera Alta, Txema Peláez. De esta forma, los municipios que no cuentan con transporte público podrán optar a poder utilizar el taxi para sus desplazamientos.

Durante el encuentro realizado en la Casa de la Cultura de Alzira los alcaldes han expuesto sus problemas en materia de movilidad e infraestructuras viarias. Además de las demandas de mejora de los servicios de autobús interurbano, también han salido a la luz las grandes reclamaciones en carreteras. La alcaldesa de Carlet, Maria Josep Ortega, ha reclamado la circunvalación de la CV-50, un proyecto esperado desde hace décadas. La consellera de Obras Públicas ha sido realista y ha apuntado que la situación económica actual no permite realizar inversiones de gran envergadura, sin embargo ha anunciado que «en los presupuestos de 2017 habrá una partida para construir una rotonda en la entrada de Carlet (desde Catadau) para mejorar la fluidez del tráfico».