Las Provincias

Las Urgencias de Xàtiva renuevan el acta de calidad

Entrada al servicio de Urgencias del hospital Lluís Alcanyís. :: lp
Entrada al servicio de Urgencias del hospital Lluís Alcanyís. :: lp
  • Este servicio del Hospital Lluís Alcanyís también cuenta con el certificado del Instituto de Acreditación de Prácticas Sanitarias

El Servicio de Urgencias y la Unidad de Corta Estancia del Hospital Lluís Alcanyís de Xàtiva, dependiente de la Conselleria de Sanitat Universal i Salut Pública, han renovado la certificación de calidad según la norma internacional ISO 9001:2008. Esta norma afecta a la prestación de la asistencia en el área de clasificación, consultas generales, reanimación y atención al paciente crítico, unidad de observación así como a la de hospitalización de corta estancia, dependiente del propio servicio de Urgencias.

En el año 2010 también consiguió el certificado de acreditación de calidad asistencial otorgado por el Instituto de Acreditación y Evaluación de Prácticas Sanitarias, siendo así el único Servicio de Urgencias-UCE de un hospital de la Comunitat Valenciana en haber conseguido estos dos reconocimientos.

«Los servicios de urgencias ocupan un papel fundamental en la red sanitaria pública y por ello es necesario potenciar unos servicios de urgencias modernos, de calidad y eficientes, comprometidos con la sostenibilidad del sistema, adaptando los recursos materiales y humanos a la demanda, y donde además es necesario el compromiso de los profesionales con la gestión. Esta recertificación por tanto, es el reconocimiento al gran trabajo e implicación de sus profesionales con el apoyo de la Dirección del Departamento», ha explicado Javier Millán, jefe del Servicio de Urgencias y Unidad de Corta Estancia del Hospital Lluís Alcanyís de Xàtiva.

El año pasado, este servicio atendió a 60.108 pacientes, con una permanencia media de 209 minutos y de los cuales se ingresaron el 12,39%. Además gestionó 1.067 ingresos en la Unidad de Corta Estancia con una estancia media de 3,3 días. A lo largo de estos años ha pilotado procesos como la informatización de la hoja de enfermería o la digitalización de los ECG en la historia electrónica, ha apostado por la introducción de nuevas tecnologías y terapias como la ventilación mecánica no invasiva, la oxigenoterapia de alto flujo o la monitorización hemodinámica no invasiva y elaborado mapas de proceso consiguiendo una gestión más eficaz de los almacenes de farmacia y material fungible, dirigidos todos ellos a mejorar la eficiencia y calidad de la atención.