Las Provincias

La Diputación mejorará la circulación peatonal en la CV-580 en Navarrés

Seguí, en el centro, en una visita a obras. :: lp
Seguí, en el centro, en una visita a obras. :: lp
  • Se adecuarán las aceras y el área de Carreteras presenta un proyecto de actuaciones en varias vías de la demarcación de l'Alcúdia de Crespins

El Área de Carreteras de la Diputación de Valencia tiene previsto invertir en los próximos meses un total de 29.094 euros en mejorar la circulación peatonal en la avenida Pintor Tarrasó de Navarrés, que coincide con el trazado de la CV-580, y en la intersección de ésta con la carretera CV-560. El objetivo de esta actuación es mejorar la seguridad de la travesía en la entrada al municipio, mediante el ensanchado de las aceras y la mejora de la señalización tanto vertical como horizontal.

En la localidad de Navarrés se produce la confluencia de la carretera CV-560, que une este municipio con Sumacàrcer, y la carretera CV-580, que discurre de Anna a Dos Aguas, cruzando la comarca de La Canal de Navarrés. Una intersección que se produce en la entrada al casco urbano y que hace de esta zona un punto especialmente sensible para los viandantes, que en la actualidad deben transitar por unas aceras de reducidas dimensiones y con un pavimento irregular, «que la hacen peligrosa para el tránsito peatonal», según se refleja en el proyecto.

Concretamente, en el margen izquierdo, la acera, de 70 metros de longitud, que se inicia tras una parcela sin pavimentar y discurre hasta la calle Valencia, presenta un ancho inferior a 1 metro. Y por lo que respecta al tramo de acera a ampliar en el margen derecho, situado entre la intersección con la CV-560 y el paso elevado ubicado en la calle Buenavista, con una longitud aproximada de 45 metros, también presenta insuficiente ancho, «incluso hay un tramo donde no existe», especifican los técnicos. De esta forma, el objetivo de la obra proyectada es demoler las actuales aceras y reconstruirlas, dotándolas de una anchura mínima de 1,4 metros, de modo que se permita a los peatones transitar cómodamente en condiciones suficientes de seguridad. Además, se ejecutarán con pavimento de adoquín rojo, con el fin de dar continuidad a las aceras existentes en el siguiente tramo de la avenida.

La actuación se completará con la señalización horizontal y vertical preceptiva, tales como marcas viales y señales de advertencia de pasos peatonales, carteles de dirección y limitadores de velocidad.

Las carreteras CV-560 y CV-580, ambas de titularidad provincial, pertenecen a la demarcación de L'Alcudia de Crespins, que abarca las comarcas de La Costera, La Canal de Navarrés, La Vall d'Albaida y La Safor. La intervención planteada para la travesía de Navarrés se incluye en un proyecto más amplio para el desarrollo de diversas actuaciones y mejoras funcionales en diversas vías de la demarcación, en cuyo desarrollo la Diputación de Valencia prevé invertir este año algo más de 1,28 millones de euros.